El antídoto de Di Stefano

El antídoto de Di Stefano
Pocas cosas se le resistieron a Alfredo Di Stéfano a lo largo de su carrera. Muchas fueron los porteros y defensas vencidos por un futbolista que dominaba la pelota con un talento como pocos lo han hecho. Sin embargo, uno de ellos se le atragantó a lo largo su vida deportiva: José Mangriñán, “el Motoret”, un defensa del Valencia CF, con el que don Alfredo tuvo sus mas y sus menos.
mangriñan3Los continuos estragos que la “Saeta Rubia” solía hacer a los defensas contrarios fueron secados por Mangriñán cada vez que Di Stefano se enfrentaba al conjunto valenciano. En especial, en un encuentro entre Real Madrid y Valencia de la temporada 54-55 que acabó con una sorprendente victoria ché por 1-2. En ese partido, el “Motoret” recibió ordenes precisas de realizar un marcaje férreo pero limpio al hombre, y de asfixia total sobre el jugador hispano-argentino. El resultado fue un Di Stefano desquiciado y sin soluciones que dar a su equipo.
Tan excelentes dividendos dio el marcaje que se hizo famoso entre la gente el verbo “mangriñear”, una forma de expresar como marcar a alguien muy de cerca, vigilarlo estrechamente y anticiparse a sus movimientos hasta anularlo y aburrirlo.
De hecho, le salieron imitadores como el barcelonista Flotats (de la foto de la portada) que siguieron su estela. La tarea era siempre la misma. Secar al mejor jugador del mundo, algo en lo que Mangriñán fue pionero.
Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

One thought on “El antídoto de Di Stefano

Comments are closed.

error: Content is protected !!