El cabezazo de Zidane a Materazzi ha sido el más famoso de la historia

Ha sido posiblemente el cabezazo más famoso del mundo. Y no a una pelota precisamente. Su autor, posiblemente, el mejor jugador de fútbol del siglo XXI, Zinedine Zidane y para más inri en su última entrega como profesional. Ocurrió el 9 de julio de 2006, en el estadio Olímpico de Berlín durante la disputa de la final del Mundial entre Francia e Italia.

El astro francés, que ya había dejado su sello con el penalti a lo Panenka que sirvió para adelantar a su selección, perdió los papeles durante la prórroga de aquel célebre partido. El italiano Marco Materazzi le provocó a los cinco minutos de la reanudación del tiempo extra recordándose de su madre, y este, lleno de rabia y coraje, le propino un cabezazó al pecho que terminó con el transalpino por los suelos.

Cuento o verdad, lo cierto es que el árbitro argentino Horacio Elizondo no lo dudó ni un momento y expulsó a Zidane del terreno de juego. Fueron sus últimos pasos de futbolista para un genio, que tenía en sus reacciones, su punto débil. La imagen dio la vuelta al mundo y sirvió para enturbiar la fama de mago del balón que tenia «Zizou».

A pesar de ello, Zidane fue elegido mejor jugador del torneo y con el tiempo se reconcilió con el defensa italiano en un ejemplo de deportividad. La jugada resultó tan famosa que hasta fue objeto de una obra de arte. El autor Abel Abdessemed fue el encargado de replicar la jugada en una enorme escultura situada en el Museo Pompidou de París.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!