Iker Casillas, de ángel a demonio

Iker Casillas, de ángel a demonio
La carrera de Casillas ha ido a menos en los últimos años.

El caso de Casillas es un caso que sin ser nuevo en el mundo del fútbol no deja de sorprender por la relevancia que llegó a adquirir durante más de una década de carrera en el Real Madrid y la selección española. Hay que reconocer sus méritos donde ha conseguido todos los títulos habidos y por haber siendo durante muchos años el mejor portero del mundo y un pilar de la selección española. Pero también es cierto que eso hace tiempo que dejó de ser así e Iker Casillas hace tiempo que dejó de ser el mejor en lo suyo.

Pese a no ser excesivamente mayor para el puesto de portero, se puede entender como en el caso de todos los futbolistas, que su carrera a partir de cierta edad puede entrar en declive y que por ello, su momento ha pasado y va siendo hora de ir dejando paso a nuevas generaciones o a compañeros en mejor estado de forma para acabar retirado o saliendo del club con el máximo de los honores. En el caso del portero madrileño parece que no es así. Ni deja paso ni da la sensación que vaya a salir con honores.

Keylor Navas , Iker Casillas y Diego López entrenando con el Madrid.
Keylor Navas , Iker Casillas y Diego López entrenando con el Madrid.

Puede ser que se tire piedras sobre su mismo tejado pero su continuidad en el club blanco y en la selección española le ponen en el punto de mira. Con la afición dividida sobretodo la merengue que llega a tildarlo de Topo, enchufado de la prensa, niño mimado de Florentino o miserable, la salida de Diego López dirección de Milán en lugar de él y sus últimas nefastas actuaciones, hacen que se le mire con lupa. La llegada de Keylor Navas procedente del Levante y uno de los mejores porteros del mundo en la actualidad tampoco le ayuda. Con actuaciones bastante desacertadas, la mínima pifía podría tirar por tierra aún más un prestigio ganado a pulso y justamente a lo largo de los tiempos. Su pique con su compañero Arbeloa en las redes sociales tampoco es un punto a su favor.

Lo cierto es que para el aficionado neutral, le gustaría recordar a Iker Casillas como aquel gran portero de fútbol que era capaz de poner la mano, el pie, la cabeza, el codo y cualquier parte de su anatomia en el lugar adecuado y el momento idóneo. Aquel que ganaba torneos por sus actuaciones y era un caballero dentro y fuera del campo. Pero seguramente gracias a la misma prensa que hasta hace poco lo encumbró y hinchó y ciertos hechos extradeportivos eso no será así.

Tristemente, al final se recordarán más otras cosas de Casillas que paradas como ésta.
Tristemente, al final se recordarán más otras cosas de Casillas que paradas como ésta.
Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!