Italia obedeció a Mussolini en 1938

Italia se coronó campeón del Mundo en Francia 38 por segunda vez en su historia cumpliendo el guión previsto por Benito Mussolini. El “Duce” había deseado suerte a sus compatriotas en el Palazzo de Venecia antes de partir rumbo al país vecino. No contento con esto, los jugadores recibierón un curioso telegrama de Mussolini antes de disputar la final contra Hungria. En él se podía leer la inscripción “vencer o morir”, que describía las posibles consecuencias de una derrota. Con la vida en juego, los italianos salvarón el cuello goleando a los hungaros por 4-2 y revalidarón el título logrado cuatro años antes.

 

No obstante, el camino no fue fácil para los transalpinos, que fueron abucheados por el público en todos sus encuentros. Además, en la larga travesía hacía la final, Meazza, la estrella del equipo, sufrió un pequeño percance: jugó su partido de semifinales con Brasil sujentándose los calzones por haberseles roto en un momento del partido. Inclusive llegó a anotar un gol de penalti a la “canarinha” con la mano agarrada a sus calzoncillos.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!