camisetas de futbol

Serie A brasileña

La Liga brasileña está ganando poco a poco protagonismo en los últimos. En un país donde el fútbol se vive como una religión, y la selección es la referencia futbolística absoluta, el “brasilerao” comienza a consolidarse como la mejor liga de Sudamérica y una de las mejores del mundo (no en vano la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol la ha nombrado en 2011 la tercera del planeta).

Tres hechos han influido notablemente en este auge del fútbol de clubes brasileño. El primero, el despertar económico de un gigante planetario como Brasil, que ha comenzado a desarrollar una economía fuerte y poderosa, que permite a los propios clubes tener a su disposición grandes cantidades de dinero para invertir en jugadores.

El segundo aspecto, muy relacionado con el anterior, es el hecho, de que las tradicionales estrellas emergentes del país ya no necesitan salir imperiosamente de Brasil. Los equipos brasileños pueden permitirse mantener a sus jóvenes figuras y pagarles altas fichas. Es el caso de Neymar, Ganso y otros muchos jugadores que en otras épocas habrían salido a las primeras de cambio.

Junto a ello, se consiguen asimismo atraer a viejas glorias del fútbol, que si bien ya no tienen el nivel de sus mejores momentos, si que consiguen atraer al espectador gracias al gancho y popularidad de la que gozan ( caso de Ronaldinho, Vágner Love, Luis Fabiano o Seedorf).

El tercer motivo de esta subida es la remodelación de los estadios y la pasión de la afición brasileña. Con el Mundial 2014 y los JJOO de 2016 a las puertas, el país está haciendo un enorme esfuerzo para que todas las instalaciones estén perfectamente equipadas y acomodadas a unos aficionados, que viven el fútbol como en ninguna otra parte del mundo se hace. Atrás quedan los años 80 y 90, donde los seguidores acudían a unos estadios inseguros y donde la violencia en las gradas era el pan nuestro de cada día.

Otro hecho que posibilita el renacimiento del fútbol brasileño es la organización de la Liga. Después de años de búsqueda de un formato adecuado, en 2003 pareció darse con la tecla. Se eliminaron los tradicionales play-offs y el mítico “octogonal” que reunía a los ocho mejores, y se creó una liga de 22 equipos que jugaban dos vueltas de 21 jornadas para completar en total 42 encuentros, donde el equipo con más puntos sería el ganador de la Liga. Un embrión idéntico al utilizado hoy, con la única excepción de que actualmente la liga la componen solo 20 equipos.

De esos 20 conjuntos, los cuatro primeros acuden a la Copa Libertadores, mientras que del 5º al 11º disputan la Copa Sudaméricana. Los cuatro últimos bajan a la Serie B del fútbol brasileño. Una de las notas características del torneo es la prohibición de contratar a más de 3 jugadores extranjeros, medida que sirve para fomentar el talento brasileño.

Junto al “brasilerao” conviene citar también dos campeonatos de enorme tradición en Brasil, el campeonato paulista ( que englobaba a los equipos de Saö Paulo) y el carioca, que reúne a los conjuntos de Río de Janeiro. Dos torneos, que con el auge de la Liga brasileña han pasado a un segundo plano, pero que en cualquier caso, siguen gozando del prestigio del favor de la “torcida”.

DERECHOS TELEVISIVOS

Tradicionalmente, en Brasil la venta de los derechos televisivos la realizaba el club de los 13, donde se encontraban los mejores equipos del país integrados. De esta forma, la cadena Rede TV compró por 937 millones de dolares los derechos para las temporadas 2012, 2013 y 2014. Sin embargo, diversos clubes miembros de este grupo, han solicitado en los últimos tiempos negociaciones individuales para conseguir obtener más ingresos de forma separada. Es el caso de Corinthians, Botafogo o Flamingo, que buscan a través de la cadena O´Globo una fuente de ingresos mucho mayor.

ANÁLISIS

En Brasil hablar de favoritos suele convertirse en una pequeña lotería. La cantidad de jóvenes talentos que salen anualmente de las pequeñas categorías de los clubes, hacen imprevisible el devenir del campeonato. No obstante, el Santos de Neymar y Ganso, es uno de los equipos a tener en cuenta, junto al Atlético Mineiro, que con Jô y Ronaldinho forman una delantero letal y llena de ingenio.

Fluminense y Vasco de Gama son otro de los equipos a tener en cuenta debido su enorme regularidad en los últimos años.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!