camisetas de futbol

Aquella temporada del Valencia con Ronald Koeman

Aquella temporada del Valencia con Ronald Koeman

Esta temporada de “sobresaltos” para el Valencia CF más de uno (y de dos) se ha acordado de aquella temporada tan extraña en la que el conjunto che estuvo acariciando el descenso y a la vez ganó la Copa del Rey. Esos meses entre 2007 y 2008 llevaron la firma de Ronald Koeman hasta que un 5-1 en San Mamés dieron el adiós definitivo al holandés.

Unos cuantos años más tarde, en 2016, el Athletic de Bilbao podría volver a ser el verdugo de un entrenador valencianista. La eliminatoria de Europa League en octavos de final se presenta bastante cuesta arriba para un Valencia que sigue yendo en zigzag en la Liga, que dijo adiós a la Copa sepultado en goles blaugranas, y que cuenta con un antecedente liguero ante los leones lo suficientemente reciente y contundente (0-3) como para no augurar nada bueno a los de Gary Neville. Aquel resultado de 5-1 multiplica las apuestas por 34.00 pero es una cuota que, visto lo visto, tampoco es que resulte estratosférica. Es una eliminatoria complicada para los valencianos pero también una doble oportunidad de salvar la ropa esta temporada porque, sin la Europa League, ¿qué quedará? Si un título de Copa del Rey no pudo salvar a Koeman, ¿qué salvará a Neville?

Está claro que la temporada 2007/08 y la temporada 2015/16 del Valencia no son exactamente iguales pero sí hay cierta sensación de dejà vu. En realidad la sombra alargada de Koeman no reaparece por el fantasma de San Mamés sino porque estamos viendo ciertos actores y escenas este año que hacen que parezca que hayamos puesto la misma película. Hagamos memoria.

koeman valencia 2
Koeman durante su etapa como entrenador del Valencia.

Ronald Koeman llegó al Valencia en octubre de 2007 para sustituir a Torres Ruiz que, a su vez, era el sustituto de Quique Sánchez Flores. El ex valencianista había empezado bien, llevando al equipo de la séptima posición de la temporada anterior a un digno tercer puesto en Liga que supo a poco porque el equipo fue segundo durante buena parte de la temporada 2005/06. Hay que recordar que corrían los tiempos de Juan Soler… [pausa dramática]. En el verano de 2006 se presentó el proyecto del nuevo estadio y se hicieron fichajes como el de Joaquín, el más alto de la historia del club en aquel momento. Sánchez Flores resiste otra temporada, con un 4º puesto en Liga y cuartos de final en Champions, pero empiezan los líos con Carboni (director deportivo) y una nueva temporada con muchos fichajes pero pésimos resultados.

Y entonces vino Koeman como un componente más de renovación en el club. El holandés apostó por jóvenes promesas como Éver Banega o Juan Mata (con quien Quique no contaba) pero no estuvo muy fino a la hora de tratar con la vieja guardia del equipo. Igual que ha sucedido con su propia carrera, el tiempo en parte le ha dado la razón: sus apuestas eran buenas, pero a ningún valencianista se le olvidan las lágrimas de David Albelda en rueda de prensa o la sentida carta de Angulo ante ese despido que fue tan humillante que ni siquiera fue un despido (contractualmente no quedó libre del club hasta bastante tiempo después).

Cuando el ex del FC Barcelona llegó al Valencia CF, se habían jugado 10 jornadas de Liga con seis victorias valencianistas y dos derrotas, las dos últimas consecutivas y dolorosas: 3-0 ante el Sevilla y manita en contra en casa con el Real Madrid. Koeman coge aire con dos victorias y empieza a sumar jornadas sin ganar: nueve en total con tres empates y seis derrotas (Neville sumó diez jornadas, con seis empates y cuatro derrotas, aunque el Valencia ya llevaba otras dos semanas sin ganar). Otro respiro, y la “traca final”: el 5-1 en San Mamés era la sexta derrota en diez partidos. A todo esto el Valencia CF ganó la final de Copa del Rey el 16 de abril de 2007 tras vencer 3-1 al Getafe, y por el camino eliminó al Atlético de Madrid en cuartos y al Barcelona en semifinales.

Koeman con la Copa del Rey.
Koeman con la Copa del Rey.

Todos conocemos el final feliz: a los pocos días de ganar la Copa, llega San Mamés y se destituye a Koeman; Voro toma las riendas y el Valencia, pese al 6-0 del Barça en contra, logra ganar cuatro de los cinco partidos de Liga que quedaban y salvarse.

Avanzamos en el tiempo y encontramos de nuevo a un Valencia con más movimiento fuera del campo que dentro de él. Un tal Nuno Espírito Santo llega de la mano de otro tal Peter Lim y en principio no sale mal la jugada. El Valencia ilusiona con un equipo muy joven que termina en el cuarto puesto de una Liga muy competitiva y con la clasificación para la Champions League. Algún que otro fichaje millonario como el de Negredo, que no acaba de funcionar, y vuelven a fallar los números.

Nuno pasa de ángel a demonio y se necesitan refuerzos. Contra todo pronóstico y, curiosamente, con la intermediación de Angulo, llega Gary Neville después de un inicio de Liga con cuatro empates, cinco victorias, cuatro derrotas y, como se suele decir: una buena “papeleta”.

Angulo con Neville el día de su presentación.
Angulo con Neville el día de su presentación.

Al Valencia le queda Liga y, aunque como en 2008 se le ha llegado a ver las barbas a la zona de descenso, por el momento le queda la Europa League. Quién sabe, igual hacía falta volver a tener otro annus horribilis para ganar un título. Porque sigamos haciendo memoria: el Valencia CF no gana un título desde aquella temporada que tuvo con Ronald Koeman.

Colgados fútbol

Comments

One thought on “Aquella temporada del Valencia con Ronald Koeman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!