Marco Ballota: cuando el fútbol no tiene edad

Marco Ballota: cuando el fútbol no tiene edad

Hablar de Marco Ballota, es hablar de un especialista en coleccionar anécdotas. La Primera por ser un tipo muy longevo en la pasión por jugar al fútbol, siguiendo casi los pasos del mismísimo Sir Stanley Mathews que fue el abuelo del fútbol mundial. La Segunda porque hablamos de un portero con pasión por golear las porterías contrarias ya que alguna vez llegó a jugar de delantero. Y es que Ballota, desde 1982, ha jugado hasta en 10 equipos, todos en Italia, defendiendo la portería de equipos importantes como el Inter de Milan, el Parma o el Lazio en dos etapas, la última hasta ya bien pasados los 40.

Muchos recordaran a ese alopécico portero que defendió la portería del Lazio en una eliminatoria de Champions contra el Real Madrid en 2007, contando ya con 43 años y 252 días, pero que por las arrugadas facciones de su cara y su cabeza exenta de cabello, parecía tener diez años más como mínimo. Pues bien, Ballota consiguió jugar hasta los 44 años cuando se retiró en 2008, en las filas de la Lazio y primer nivel. Lo cierto es que su imagen jugando entre jóvenes “metrosexuales” destacaba y mucho.

Cuando Ballota fichó por el Inter ya no era un chaval.
Cuando Ballota fichó por el Inter ya no era un chaval.

Pero la carrera de Ballota es muy extensa como todos imaginaran. Comenzó en 1982 en el modesto San Lazzaro y durante 26 años, estuvo defendiendo porterías llegando a ser fichado por el Inter de Milán en el 2000, cuando ya era veterano pero viendo su posterior carrera, aún le quedaban bastantes años de fútbol. Está claro, que el puesto de portero da para jugar muchos años. Ahí están los casos de Seaman, Kahn, Van De Sar, Cañizares, Cesar Sánchez, Ricardo o el mismo Dino Zoff que levantó la Copa del Mundo con 40 primaveras y se retiró a los 41. Peter Shilton estiró su carrera hasta los 48 y Stanley Matthews decidió decir basta con los 50 ya cumplidos. Marco Ballota dejó la élite a los 44 pero no el fútbol.

Y es que el veterano portero se enroló en las filas de un modesto equipo de categoría equivalente a la Segunda Regional española pero no lo hizo de portero. Como dijimos al principio, se trataba de un portero con ganas de golear porterías. El eterno Marco Ballota, se enroló como delantero donde según parece, continúa jugando con el 9 a la espalda ya en los albores de cumplir los 50 “tacos”. Sin duda, un tipo peculiar con mucha pasión por el fútbol.

La foto no corresponde a un solteros contra casados sino a un partido de Champions.
La foto no corresponde a un solteros contra casados sino a un partido de Champions.
Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol
error: Content is protected !!