pre-workout

Carlos Bilardo y César Luis Menotti representan las dos grandes corrientes del fútbol

Carlos Bilardo y César Luis Menotti representan las dos grandes corrientes del fútbol

Colgados por el Fútbol nos lleva a hablar de dos de las corrientes futbolísticas más importantes del fútbol argentino: el menotismo, encarnado en la figura de César Luis Menotti, y el bilardismo, representado por Carlos Bilardo. Ambos estilos representan el gran debate futbolístico por antonomasía: atacar o defender. Odiados por unos y amados por otros, ambos entrenadores tienen en común haber sido los únicos en haber hecho campeones del mundo a Argentina (Menotti en 1978 y Bilardo en 1986).

Entrando al detalle en cada uno de los estilos, el menotismo, es un juego caracterizado por el buen fútbol, limpio, de estilo ofensivo, caracterizado porque se llega al área no a pelotazos, sino a ras del suelo. Es un estilo de juego que se caracteriza no solo por ganar, sino por ganar jugando bien. La idea es atacar con la mayor cantidad de hombres posibles, que el espectador se divierta, en este sentido, es preferible ganar 5-4 que 1-0.

A Menotti le gusta el buen fútbol.
A Menotti le gusta el buen fútbol.

Se trata de una corriente triunfadora en muchos equipos, como el Barcelona de Guardiola o Rijkaard, el R.Madrid de Valdano, pero también con enormes lagunas pues ha habido una cantidad de enormes conjuntos que han fracasado con su aplicación; el caso más representativo es la Brasil del 82, el equipo que posiblemente mejor haya jugado al fútbol nunca.

En el polo opuesto se sitúa el estilo de fútbol de Bilardo. Es un estilo fuerte, agresivo, que deja de lado el buen fútbol buscando solamente el resultado. Generalmente se basa en pelotazos para llegar al área y es muy brusco en el sentido de que disputan la pelota, de manera agresiva, buscando hacer daño al rival. Aquí lo que interesa no es la estética, sino el resultado. Vale el 1-0 de penalti injusto en el último minuto. El fin justifica los medios.

Bilardo y Menotti, enemigos íntimos.
Bilardo y Menotti, enemigos íntimos.

Con Bilardo todo es posible, desde aquél extraño líquido que le dio a beber a Branco, lateral izquierdo de Brasil, en un Argentina-Brasil en Italia ’90, y que, años después, jugadores argentinos reconocieron que contenía somníferos, hasta la famosa frase de«písalo, písalo», cuando en un Deportivo-Sevilla en 1993, mientras entrenaba al equipo andaluz, el jugador del Deportivo, Albistegui, sangraba por la nariz y el médico del Sevilla corrió a socorrerlo. 

Entrenadores que han seguido ese estilo han sido muchos, aunque destacan José Mourinho, especialmente en su época del Real Madrid y el Chelsea, Claudio Ranieri o Javier Clemente, todos ellos con triunfos y fracasos estrepitosos a lo largo de sus dilatadas trayectorias.

Carlos Bilardo," al enemigo ni agua".
Carlos Bilardo,» al enemigo ni agua».
Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!