Consejos para formar tu propio equipo de fútbol juvenil

Consejos para formar tu propio equipo de fútbol juvenil

Los visitantes de esta página web son sin duda grandes entusiastas del fútbol. Todos siguen con atención lo relacionado con este deporte pero, ¿cuántos lo practican?

Formar un equipo de fútbol no es tarea fácil. Es necesario tener en cuenta una serie de factores y además de eso contar con amigos y conocidos para reunir una cantera de jugadores con la capacidad necesaria para jugar. A continuación, detallamos el camino a seguir para formar un equipo de fútbol en cuatro sencillos pasos.

1. Localizar jugadores

Lo que primero que hay que hacer es definir el tipo de jugador ideal para el equipo y luego salir en su búsqueda. ¿Va a ser un equipo de hombres o de mujeres? ¿Mixto? ¿De qué rango de edad? Resulta igualmente aconsejable que todos ellos tengan un nivel parecido de conocimientos futbolísticos con el fin de evitar las grandes desigualdades.

Resulta conveniente citarles un día, en un lugar concreto, con el fin de explicarles el proyecto de equipo, poner las ideas en común y acordar fechas de horarios y entrenamientos.

2. Encontrar un lugar en el que jugar

Este es un punto fundamental para evitar tener que buscar un sitio distinto en cada entrenamiento. No hace falta alquilar el Camp Nou si se trata de un equipo de aficionados; existen muchos polideportivos o locales que se alquilan por horas, con instalaciones profesionales.

Pero si el presupuesto no lo permite, ¿por qué no buscar un campo al aire libre o el local de alguno de los miembros del equipo? Si optamos por este supuesto, resulta necesario preservar la seguridad del material y del equipo. Instalar un dispositivo de seguridad como la Alarma de sangre Claro puede ser una buena idea, especialmente si el lugar de entrenamiento suele estar vacío durante largos periodos de tiempo.

3. Ser un buen entrenador

El hecho de dar órdenes sin cesar no convierte a alguien en buen entrenador, más bien lo contrario. Por eso, es importante que el entrenador tenga experiencia, como jugador y como técnico, y que preferiblemente cuente con el apoyo de todos los jugadores. Y es que para ser un buen entrenador es necesario encontrar el justo equilibrio para dirigir el equipo de forma precisa teniendo en cuenta las opiniones de los distintos jugadores y ello en aras de favorecer la cohesión del grupo. Una de las tareas más importantes del entrenador es motivar al equipo, tanto en las victorias como especialmente en las derrotas.

4. Buscar una liga en la que participar

Seamos sinceros: si el equipo está formado por aficionados con poca experiencia en el fútbol, lo más lógico es no pretender participar de buenas a primeras en la Champions, o en la Liga Española. En lugar de eso, existen multitud de ligas de carácter local y provincial que aglutinan a todos los niveles de jugadores, en las que encontrar equipos similares al nuestro.

Una vez conseguido el objetivo de formar el equipo de fútbol, únicamente queda la mejor parte: ¡disfrutar del deporte!

Colgados fútbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!