Irán, no tan perita en dulce como parece

Irán, no tan perita en dulce como parece

Irán acude al Mundial de Brasil por cuarta vez en su historia. Lo hace con el objetivo de superar sus actuaciones previas donde en ningún caso de octavos de final. No será fácil. Con Argentina como cabeza de serie, entre los “Príncipes de Persia”, Bosnia y Nigeria se aventura una lucha titánica por obtener el segundo puesto. A priori, puede parecer que tanto africanos como europeos parten con ventaja pero si hacemos un análisis en profundidad todo resulta más igualado de lo que parece.

Porque Irán es más potente que otras veces. Ya no es ese equipo débil, frágil en defensa que concede muchas facilidades. Ahora es más serio, mejor organizado y con una pizca de talento que otras veces no tenía. De la mano de Carlos Queiroz en el banquillo y del eterno Javad Nekounam en el centro del campo, las cosas han cambiado. Irán se ha hecho mayor.

Por supuesto, no la veremos dominar, sino salir a la contra, esa con la que destrozó a Corea para ganarle 0-1 y asegurarse un cuarto pase a un Mundial. Jabbari y Ghoochannehjad son excelentes complementos en ataque y el 4-5-1 que utilizará el seleccionador luso la mayor de las garantías de que Irán busca copar el centro del campo.

Tres veces campeona de Asia, una de sus fortalezas será saber adecuarse a las temperaturas altas que viviremos en Brasil. Sus jugadores están altamente acostumbrados a salir a campos con mercurios disparados y ello puede ser una gran ventaja. Es cierto que Argentina debe ganarle fácilmente, pero ni Bosnia ni la siempre irregular Nigeria pueden dormir tranquila. Porque Irán ya no es esa perita en dulce.

Irán acudirá a su cuarto Mundial en Brasil.
Irán acudirá a su cuarto Mundial en Brasil.

Puntos fuertes:

  • Javad Nekounam. El excelso centrocampista es el motor de la selección. Si Nekounam está brillante, su equipo lo notará de forma positiva subiendo notablemente las opciones de Irán.
  • Organización y disciplina. Irán es una selección muy bien organizada, seria y que sabe jugar a la contra perfectamente como ya demostró en algunos partidos de la fase de clasificación.

Puntos débiles:

  • Falta de un verdadero crack. Hemos hablado de las virtudes de Nekounam pero hay un gran problema de fondo. La falta de una verdadera estrella que marque diferencias, especialmente arriba como en su día hacía Daei.
  • Falta de experiencia. Irán siempre cayó a las primeras de cambio en sus participaciones en Mundiales. Esta vez parece que las cosas pueden cambiar. Pero para ello hay que evitar los típicos despistes defensivos, la fragilidad mental y hacer una mejor elaboración dentro del terreno de juego.

Alineación:

alineacioniran

Entrenador:

Carlos Queiroz es el entrenador de Irán.
Carlos Queiroz es el entrenador de Irán.

Quizás, lo más conocido de Irán sea su seleccionador Carlos Queiroz. El ex del Manchester United y del Real Madrid es un buen amante del fútbol de toque y un perro viejo dentro de los banquillo. Sin embargo, sabe que con Irán las cosas son distintas.

Queiroz sabe que la mejor manera de llegar lejos es amarrar atrás y buscar una salida rápida de balón. Juego directo en detrimento del toque y la posesión, su ADN. Esperemos que esta vez Carlos Queiroz tenga mejor suerte de la que tuvo en Emirates Arabes y Sudáfrica.

Palmarés:

– Tres participaciones en Mundiales (siempre primera ronda).

– Tres veces campeona de Asia

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!