Jugadores que mandan callar a sus aficionados, silencios que matan

Jugadores que mandan callar a sus aficionados, silencios que matan

Marcar un gol y aprovechar la celebración para mandar callar a la afición rival suele ser algo muy habitual, lo que ya no lo es tanto es que un jugador haga este tipo de gestos ante su hinchada. Seferovic cerró la goleada en Anoeta frente a Osasuna anotando el quinto gol con dedicatoria especial a Anoeta. El suizo, no ha sido el único jugador en tener este tipo de comportamiento. Y es que hay silencios que matan.

Transcurría el minuto 87 en Anoeta del encuentro entre la Real Sociedad-Osasuna, el equipo donostiarra ganado, cómodamente, por cuatro goles, José Ángel da un pase de la muerte y marca Haris Seferovic. El suizo en su dedicatoria mandó callar a la afición llevándose el dedo a la boca en señal de silencio y haciendo un gesto con la mano en clara alusión a los aficionados donostiarras, muchos de ellos críticos con su juego, algunos recriminan sus salidas nocturnas por la capital guipuzcoana. Sea como fuere, el gesto del delantero ha causado un fuerte revuelo en las redes sociales y el jugador ha acabado pidiendo perdón después de que Anoeta le recriminará su actuación con una sonora pitada.

Las expectativas que despertó el suizo los primeros partidos presagiaban que “Sefe” iba a ser uno de los delanteros revelación, pero la luz del suizo se ha ido apagando. No seré yo quien defienda a un futbolista que gana mucho dinero, creo que el público es soberano y tiene todo el derecho a criticar pero a veces se nos olvida que tan solo tiene 21 años. Paciencia, la misma que precisan los canteranos. Además en 12 partidos como realista, el suizo tiene más calidad que la que ha demostrado el bueno de Diego Ifrán en dos temporadas. Por otro lado hay que valorar que, aunque tarde, el “8 txuri-urdin” ha pedido perdón. Esperemos que su inoportuno gesto de silencio no acabe matando al suizo antes de lo esperado.

El caso de Seferovic no es el único que se ha producido en el fútbol, grandes estrellas como Ibrahimovic o presidentes con fama de educados como Florentino Pérez han mandado callas a sus seguidores. Hoy en “Colgados” vamos a repasar alguno de los más silencios que matan más sonados.

Nelson Oliveira.

Nelson Oliveira mando callar a la grada en la victoria del Deportivo ante el Espanyol la pasada campaña. El portugués marcó un buen gol, el 2-0 en el descuento, picando la pelota y se dirigió directamente a la grada de los Riazor Blues. El jugador luego señaló con su dedo a la grada en general, como queriendo generalizar ese desplante. Al final del partido, Nelson Oliveira no quiso saludar desde el centro del campo a su afición, que despidió al portugués con silbidos. Con el descenso del Deportivo, Nelson se marchó al Rennes a las órdenes de Philippe Montanier, ex entrenador de la Real Sociedad.

nelson
Nelson mandó callar a la afición del Depor.

Oscar Cardozo.

Cardozo celebró de esta guisa, mandando callar a la afición del Benfica, tras marcar su gol ante el Hapoel Tel-Aviv. Uno de los mejores jugadores de la liga portuguesa y estrella de la selección paraguaya se permitió el lujo de silenciar a su hinchada en 2009. Actualmente es el mejor jugador del Benfica y un ídolo en Lisboa.

Ibrahimovic

El delantero sueco mandó callar a sus propios aficionados al marcar un gol contra la Lazio en mayo de 2009. Además realizó un gesto obsceno hacía la “tifoseria neroazzurra” llevándose las manos a sus partes. En un principio Moratti defendió al futbolista pero Zlatan saldría ese verano del Inter para recalar en el FC Barcelona de Pep Guardiola. Ya en el club catalán se refirió así mismo, como el jugador que le había dado un título al Inter 17 años después.

Ricardo ‘Tuca’ Ferretti

El entrenador de Tigres, Ricardo ‘Tuca’ Ferretti, manda callar a sus aficionados una sesión de entrenamientos, además se encaró con ellos y fue sancionado con tres partidos “por violar el artículo 31 inciso l, del Reglamento de Sanciones, al hacer señas, gestos o actitudes que impliquen un comportamiento obsceno e injurioso para el público, jugadores e integrantes de los Cuerpos Técnicos.

Florentino Pérez.

Los presidentes no se libran de este tipo de gestos. Florentino Pérez, durante el acto de presentación de Garete Bale como nuevo futbolista del Real Madrid, un grupo de aficionados que acudió al evento quiso mostrar su oposición a la inminente venta de del alemán cantando al unísono “Özil no se vende”. El gesto no le agradó al presidente, Florentino Pérez, que pidió silencio a los seguidores madridistas.

Florentino se tomó muy en serio eso de ser un ente superior.
Florentino se tomó muy en serio eso de ser un ente superior.

Recordados son los gestos de Raúl callando al Camp Nou, o las “botifarras” de Giovanni en el Bernabéu, más inusual es ver este tipo de gestos hacía sus propios aficionados. Además este tipo de acciones suelen acabar en un clásico perdón que solo se consigue con el tiempo, a base de buen juego y goles. Si quieres consultar las celebraciones más polémicas puedes pinchar aquí.

Koldo Sandoval (@koldosandoval)

Koldo Sandoval

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!