Tan bueno y tan loco: el «dios» Zlatan Ibrahimovic

Tan bueno y tan loco: el «dios» Zlatan Ibrahimovic

El sueco Zlatan Ibrahimovic es a sus 32 una de las grandes estrellas mundiales del fútbol. Su dilatada trayectoria le ha permitido jugar con equipos tan importantes como el Malmo, el Ajax, el AC Milan, la Juventus, el Barcelona o el Inter y el PSG. Donde ha estado ha conseguido levantar la liga (con la excepción de su breve paso por Suecia o la Juve) y marcar goles.

Muchos goles. Algunos de ellos, impresionantes que describen la impresionante calidad técnica de este fenómeno. En homenaje a él, en Colgados por el Fútbol, rescatamos los diez mejores goles de Zlatan Ibrahimovic, el «dios» como gusta que le llamen. Diez, porque podríamos elaborar una lista con 50 de tantos y tan buenos que tiene:

1- Una chilena espectacular contra Inglaterra en la inauguración del Friends Arena. La apertura del nuevo estadio techado que venía a sustituir al vetusto Rasunda nos dejó lo que es posiblemente el mejor gol de su carrera. Una impresionante chilena en posición escorada que sorprendió a Hart y la defensa británica por la precisión y potencia que llevaba. Uno de los mejores goles de la historia del fútbol, sin duda.

2- Taconazo marca de la casa en la Euro 2004. El Europeo de 2004 disputado en Portugal fue increíble en su primera fase dejándonos momentos para el recuerdo. Uno de ellos lo produjo el sueco, quién jugando con su selección ha mostrado parte de lo mejor de su repertorio. Un balón suelto dentro del área y una salida en falso de Buffon propiciaron un taconazo- espuela que entró por la escuadra.

3- Una «falta-da» de gol. Fue la ante la Fiorentina en su paso por el Inter. El campo San Siro. Una falta fuera del área iba a ser la excusa perfecta para anotar un trallazo impresionante que se coló en la portería «vittola» de forma inexpugnable. Hubo colocación, mucha potencia y maestría. Un ejemplo de lanzar golpes francos, una de sus grandes especialidades. 32 metros era la distancia.

4- En jugada personal, también. En el Inter, Zlatan marcó golazos inverosímiles. En uno de ellos recordó al gran Maradona. Tras coger una pelota en tres cuartos de campo, inicio una cabalgada que superó a cuantos rivales le salieron al paso y la culminó con una sutil vaselina que batió al portero contrario. Hubo velocidad y toque, otras de las grandes virtudes del sueco.

5-Volea descomunal ante Francia. Este hombre parece que sólo es capaz de marcar golazos. Nuevamente una Eurocopa y en esta ocasión Francia de rival nos iban a ofrecer una portentosa muestra de cómo batir a un meta contrario. Un centro fue rematado de forma acrobática bajo la atenta mirada de Mexes, quien apenas pudo observar el espectáculo.

6- Una jugada individual de otro tiempo. En sus inicios en el Ajax, Zlatan empezó a sobresalir por su depurada técnica. En un partido de la Eredivisie contra el Breda las cosas se salieron de tiesto. Zlatan cogió la pelota e inició una jugada como si estuviera en el patio del colegio. Un regate por aquí, un quiebre por allí, ¡toma tú, qué no!, y para dentro. Un deleite para verlo una y otra vez y que para quien les escribe pese a no ser famoso, sí es el más meritorio.

7- Empalmes de otra galaxia. Portugal también fue testigo en un partido de Champions de una maniobra antológica. Zlatan siempre buscando el más difícil todavía sorprendió al contrario con un tiro de fuera del área que empotró literalmente al guardameta. Una nueva obra de arte para un hombre que parece que sólo mete golazos.

8- Un hat trick para el recuerdo. En Bruselas este mismo otoño, Ibrahimovic no sólo marcó un golazo, sino que hizo tres a cada cual más bello. En cada uno de ellos mostró su patente. Fuerza, calidad, clase y lujo, mucho lujo. Un fuera de serie y un hombre que podría inundar las hemerótecas de cualquier parte del mundo con su colección de goles.

9- Un gol de taekwondo. Cinturón negro en taekwondo, contra el Bolonia estando en el Inter dejó muestras de que ese arte marcial lo ha sabido aplicar a las mil maravillas en los terrenos de juegos. Un taconazo-espuela tan propia suya que acabó como no podía ser de otra forma…para adentro.

10- Otro taconazo suyo ante el Bastia. Este hombre parece que sólo se dedique a marcar golazos y que deteste anotar en posiciones corrientes. Contra el Bastia volvió a dejar su impronta. Como no podía ser de otra forma, con su típico taconazo de espaldas a portería.

Si te acuerdas de algún otro golazo, hazlo saber en la sección de comentarios.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!