Ámsterdam Arena, la consagración de un grande

Ámsterdam Arena, la consagración de un grande

Colgados por el Fútbol viaja al Ámsterdam Arena, a ver uno de los estadios más modernos de Europa, la cuna del Ajax y de la selección holandesa. Creado en 1996, este recinto tiene el honor de ser considerado el primer estadio de Europa que dispuso de techo retráctil y que tuvo por debajo de él un túnel por donde pasa una carretera.

El origen de este estadio se debió a la necesidad de crear en los años 90 un estadio con capacidad más grande que el antiguo De Meer, así como intentar luchar por la sede de los Juegos Olímpicos de 1992, que finalmente irían a parar a Barcelona. Para ello, se buscó crear un recinto moderno, sofisticado con todo tipo de lujos. En definitiva, un estadio pensado para el siglo XXI.

Fue así como se construyó un Ámsterdam Arena con capacidad para 52.000 espectadores, con palcos lujosos (uno de ellos con 50 plazas dedicados a la familia real) y hasta restaurante panorámico donde se puede degustar un plato sobre la mesa, con el campo de fútbol como vista más preciada.

El primer partido disputado fue un 14 de agosto de 1996 y enfrentó nada más y nada menos que un amistoso entre Milán y Ajax, los dos últimos campeones de Europa, en una reedición de la final de Viena de 1995. El primer gol fue obra de Dejan Savicevic.

Sin embargo, el primer gran acontecimiento del estadio vendría en mayo de 1998, con la disputa de la final de la Champions entre Real Madrid y Juventus. El famoso gol de Pedrag Mitjatovic dándole la séptima Copa de Europa a los blancos después de 32 años de sequía quizás fuera el gol más importante jamás marcado en el colíseo Ámsterdam Arena.

La otra gran competición acogida sería la Eurocopa 2000, donde el estadio sería sede de cinco partidos, entre ellos la semifinal Holanda-Italia que daría el pase a los transalpinos a la final en los penaltis después de acabar el tiempo reglamentario con empate a 0.

Pero sin duda, el gran protagonista del estadio ha sido el equipo local, el Ajax. Aquí se han paseado los mejores futbolistas de los “ajjacied” en los últimos quince años. Zlatan Ibrahimovic, Luis Suárez o el técnico Luis Van Gaal han sido algunos de los nombres más reseñables.

El estadio también es conocido por su gran afición. La hinchada suele sacar en cada partido una bandera con la estrella de David, un homenaje al gueto judío donde se creo el equipo. De hecho, al Ajax se le suele denominar también el equipo judío o “Hijos de dios”.

La afición también se recuerda de Rinuls Michels, el inventor del fútbol total, y al que permanentemente recuerdan con el lema de Rinuls Michels Stadion, con el fin de que el estadio pase a llamarse en honor el gran futbolista y entrenador de la “Naranja Mecánica”.
El heredero de De Meer y el Estadio Olímpico

Uno de los hechos que propiciaron la creación del Ámsterdam Arena como se ha dicho anteriormente fue la insufiencia de “De Meer”. El vetusto estadio creado en 1934 apenas tenía una capacidad de 22.000 espectadores y hacía que muchos de los partidos importantes tuvieran que trasladarse al Estadio Olímpico de la ciudad.

Sus deficientes infraestructuras fruto del paso de los años, y la peligrosidad de las instalaciones provocaban que las medidas de seguridad no fueran las más optimas. Pese a ello, De Meer pudo observar el juego de grandes del balón como Dennis Bergkamp, Johan Cruyff, Patrick Kluivert o Marco Van Basten. Y es que si algo tenía el estadio, era el desprendimiento a fútbol que salía de su grada pegada al césped. Esas tribunas de madera, con los aficionados siempre de pie permanecen en la retina de todo buen aficionado al fútbol.

El Olímpico en cambio era otra cosa. Un estadio para partidos importantes, algo mucho más imponente. En él, el Ajax se jugó muchos partidos importantes y también fraguó buena parte de sus éxitos. Pero sin duda, de lo que no se olvidara nadie cuando se hable del Olímpico es de la final de la Copa de Europa 1962. Un Benfica capitaneado por Eusebio venció al Madrid de Di Stefano por un contundente 5-3 con triplete incluido de Puskas.

Sin duda, uno de los mejores partidos de la historia del fútbol. A modo de homenaje, disfruten de las alineaciones porque merecen la pena.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!