Cinco golazos para no olvidar

Cinco golazos para no olvidar

El gol es la salsa del fútbol, la razón de este deporte, el objetivo del juego en si. Cualquier jugador lo busca, juegue en la categoría que sea. Da igual que sea de cabeza, desde fuera o dentro del área, de rebote con cualquier parte del cuerpo e incluso de penalti aunque sea injusto y en el último minuto. La cuestión, es marcarlo y si es de bella factura, mejor. Por eso, en Colgados por el fútbol, hemos escogido estos cinco golazos para no olvidar.

Eddy Bosnar anotó golpeando el balón a 200km/h

El jugador australiano  anotó en 2012 con la camiseta del Suwon Bluewings Samsung de Corea, uno de los goles más rápidos del mundo. El balón cogió una velocidad entre 120 y 200 km/h, un auténtico pepinazo imparable que el portero no pudo detener ante la increíble velocidad del esférico. Bosnar golpeó el balón con una fuerza sobrehumana.

Goicoetxea marcó un gol de bandera en USA 94

Jon Andoni Goicoetxea sorprendió a propios y extraños durante el Mundial de USA 94. Su extraordinaria temporada con el Barcelona tuvo su confirmación en la cita mundialista. En el segundo partido de la fase previa disputado contra Alemania, el interior diestro español se sacó un centro-chut esplendido desde la banda derecha que acabó introduciéndose por el segundo palo de la porteria defendida por Bodo Illgner.

Mendieta empalmó un balón para la historia

Colgados por el fútbol vuelve a mirar hacia detrás, para recordar una de esas grandes genialidades que quedan para la historia. En este caso nos trasladamos al 18 de febrero de 1999, el FC Barcelona de Louis Van Gaal recibía al Valencia CF del General romano, Claudio Ranieri. Córner a favor del Valencia Cf, la «Cobra» Adrian Illie sacaba desde la esquina, mandando sorprendentemente el balón a la media luna del área, donde aparecía Gaizka Mendieta para empalmar un balón y clavarla en la escuadra de Rudd Hesp, un auténtico golazo.

Mikel Lasa marcóa desde 58 metros

En enero de 1995, el Sevilla,visitaba el Santiago Bernabéu. El Real Madrid, de la mano de Jorge Valdano se acababa de proclamar campeón de invierno y avanzaba hacia el titulo de campeón de Liga. El partido transcurría bastante igualado, cuando se llegaba a los últimos minutos del encuentro con el Madrid por delante en el marcador. El Sevilla estaba volcado sobre el área del eterno portero madridista Paco Buyo, cuando el lateral vasco Mikel Lasa, robó un balón en su propia área y salió disparado hacia delante. Cuando llegó a la línea del centro del campo, justo a 58 metros del área del Sevilla, lanzó un cebollazo que se coló por encima del portero, que estaba adelantado. Un auténtico golazo digno de ser recordado.

El golazo de Seedorf al Atlético de Madrid

Corría la temporada 98-99 cuando Real Madrid y Atlético de Madrid se enfrentaban en el Santiago Bernabéu. El partido no estaba a favor de los madridistas que actuaban de locales. Fue entonces, cuando decidió tomar cartas en el asunto Clarence Seedorf. El holandés se sacó de la bota un lanzamiento estratosférico de más de 40 metros que entró como un obús en la portería de Molina. Golazo.

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!