Cuando la repesca es sinónimo de éxito

Cuando la repesca es sinónimo de éxito

Uruguay, México, Francia, Croacia, Portugal, Suecia…son muchas las selecciones importantes que no han podido acceder a la fase final del Mundial de Brasil del próximo mes de junio una vez acabada la fase de clasificación. Rivales potentes, crisis deportivas o males estados de formas han propiciado en unos casos y en otros que estos históricos se vean abocados a jugárselo todo a una carta. Sin embargo, no es la primera vez que ir a la repesca (o repechaje como gusta llamarse en América Latina) es sinónimo de éxito o de llegar lejos en un Mundial.

Han sido muchos los equipos que tras disputar una repesca han conseguido hacer grandes cosas en los Mundiales o Eurocopas. Dinamarca, sin ir más lejos, ganó la Eurocopa de 1992 estando de vacaciones y siendo recluida a última hora tras la retirada de Yugoslavia de la competición. En fases finales mundialistas, Uruguay fue semifinalista en Sudáfrica 2010 tras eliminar a Costa Rica de forma agónica en el repechaje americano.

México y Uruguay tienen graves problemas para estar en Brasil.
México y Uruguay tienen graves problemas para estar en Brasil.

Más lejos aún llegó Alemania que en 2002 jugó la final del Mundial de Corea y Japón tras ser vapuleada en la fase de grupos por Inglaterra en el famoso 1-5 y tener que vérselas con Ucrania en una repesca a cara de pero en un ambiente de crispación y duda total. Cuatro antes, la Croacia de Suker y compañía llegó a Francia 98 a semifinales tras quedar segunda de grupo en la fase de clasificación tras Dinamarca y eliminar a Ucrania en la respeca. Repesca que también hubo de jugar en el Mundial de 1994 la Argentina de Maradona tras caer 0-5 ante Colombia.

Los argentinos, no obstante, no pudieron pasar de octavos de final en Estados Unidos. Precisamente, los cafeteros hubieron de agotar esa misma última bala en Italia 90, donde cayeron en octavos de final después de ganar un repechaje con Valderrama e Higuita al frente. En 1986, Bélgica llegaría a semifinales, pero tuvo que superar una repesca dramática contra sus vecinos holandeses.

En conclusión, nadie ha sido capaz de ganar un Mundial desde la repesca, pero sí ha habido finalistas y en los últimos cinco mundiales, uno de los semifinalistas provino de la repesca. Un dato ilusionante para México, Francia, Portugal, Uruguay y otras tantas potencias en problemas.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!