El “fair play financiero”, ¿verdad o mentira?

El “fair play financiero”, ¿verdad o mentira?
¿Qué es el fair play financiero? FOTO: Opinión

¿Qué es el Fair Play financiero en los equipos de fútbol? ¿Existe de verdad o es un mito?, ¿por qué para algunos equipos si y para otros no? ¿Cómo se mide? Estas son algunas preguntas que queremos aclarar en este artículo.

¿Qué es el Fair Play financiero en los equipos de fútbol?

Cabe recordar que hace no muchos años la UEFA tuvo la brillante idea de poner fin a los gastos incontrolados de los clubes y sacó adelante este proyecto de juego limpio económico que entró en vigor en el año 2011 . Pero, ¿qué es?, ¿en qué consiste? ¿se lleva a cabo realmente o es un nuevo brindis al sol del organismo europeo?

Básicamente, el “fair play financiero” es aquella regla que obliga los clubes a no gastar más en jugadores que lo que ganan a través de los ingresos por taquilla, derechos de transmisión, patrocinios y marketing. El objetivo es evitar que presidentes ricos (ahí están los casos del PSG, City o Chelsea) distorsionen la competición con fichajes fuera de mercado que provienen de un dinero no conseguido a través de la industria del fútbol.

Técnicamente hablando el sistema se fundamenta en tres pilares básicos que hay que cumplir:

1- Los clubes clasificados para disputar competiciones UEFA deben demostrar que no tienen deudas pendientes con otros clubes, con sus jugadores o con las autoridades tributarias. Si no lo hacen, se les impone una multa económica, se les sanciona deportivamente o se les aparta de las competiciones europeas.

2- Los clubes pueden gastar hasta cinco millones de euros más de lo que ingresan por un periodo de evaluación (tres años). Sin embargo pueden exceder este nivel hasta un cierto límite siempre que esté cubierto por una contribución/pago directo del propietario(s) del club o de una parte relacionada. Para promover la inversión en estadios, campos de entrenamiento y desarrollo del fútbol juvenil, todos estos gastos quedan excluidos del cálculo del punto de equilibrio.

3- Dentro de las regulaciones del juego limpio financiero los clubes tienen la obligación de revelar información sobre acuerdos de propiedad por parte de terceros y cualquier beneficio procedente de estos acuerdos se hace efectivo cuando el jugador es vendido. La UEFA ha pedido a la FIFA que prohíba esto a nivel mundial.

Pero como suele ocurrir en estos casos no todos son iguales ante la ley ni la ley es perfecta. Sin ir más lejos, hemos visto clubes que han gastado en España más de lo que han ingresado y por ello han afrontado más de un problema con este tema.

Hecha la ley hecha la trampa

El “fair play financiero” tiene aún lagunas importantes y desafíos magnos a los que medirse: ¿cómo es posible que equipos en verdaderas quiebras económicas puedan gastarse cientos de millones de euros? ¿Por qué a unos se les permite unas cosas que a otros no? ¿Hasta que punto con tanta limitación es posible que aparezcan nuevos equipos en la élite del fútbol mundial como en su día fueron el Parma, el Deportivo o el mismo Villarreal? ¿Qué no se puede merecer un club pequeño la llegada de un mecenas multimillonario que lo lleve a la cúspide mundial y haga feliz a sus seguidores? Enigmáticas preguntas que no encuentran respuesta…de momento.

Colgados fútbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!