El peor Barça de la historia: el periodo 2000/2004

El peor Barça de la historia: el periodo 2000/2004
Lorenzo Serra Ferrer con Reiziger, Arnau (QEPD), Kluivert y Sergi en uno de los peores Barça de la historia. FOTO: Sport

¿Cuál es el peor Barça de la historia? El Barça es uno de los mejores equipos del planeta, sobre todo gracias a su bagaje en el siglo XXI. Los culés han conquistado a lo largo de su historia: 26 Ligas, 31 Copas del Rey, 13 Supercopas de España, 2 Copas de Liga, 5 Champions League, 3 Mundiales de Clubes, 5 Supercopas de Europa, 4 Recopas de Europa y 3 Copa Eva Duarte. Un total de 92 títulos que le convierten en uno de los equipos más laureados de la historia. Sin embargo, como todos los grandes equipos, ha tenido algunos periodos

Del 2000 al 2004, el peor Barça de la historia moderna

Sin embargo, el final del siglo XX y el principio del XXI fue un desastre, con un Barça que estuvo un lustro sin ganar títulos, contando con 5 entrenadores y hasta con 3 presidentes. Es por esto y muchos más que la época entre el 2000 y el 2004 nos dejó el peor Barça de la historia. Siempre teniendo en cuenta de que hablamos de la época moderna con los recursos propios de un club enorme en un fútbol super profesionalizado.

Los inicios del declive: ¿Qué pasó con el FC Barcelona en la temporada 1999/2000?

Durante el final del siglo XX, Louis Van Gaal era el entrenador culé. Pese a conseguir títulos como 2 Ligas y 1 Copa, no llegaba a enganchar a la grada ni a convencer. Además, la Champions se seguía resistiendo y ganarla se veía como una utopía.

Una trayectoria que sumada a su más que mala, terrible relación con la prensa y con el astro brasileño Rivaldo, acabó por cerrar su primera estancia en el club azulgrana en su tercer año al mando de los culés. Un año en el que su irregularidad en la Liga le dio el título al Depor y el plante ante el Atlético de Madrid donde el club culé se presentó con 8 futbolistas solo, le dejó fuera de la final de Copa y terminó por dinamitar su imagen.

El peor Barça de la historia
En el año 2000, el Barcelona sufrió las consecuencias de este plante. Se quedó fuera de la final de Copa. FOTO: Mundo Deportivo

Una mancha negra que cada vez se hacía más grande en Champions, cuando el Valencia le pasó por encima en semis, provocando definitivamente el cierre del ciclo de Van Gaal y el fin de la era José Luis Núñez en la presidencia del club tras haber estado 22 años en el cargo.

La dimisión del presidente provocó la llegada de Joan Gaspart en el 2000, y el inicio de casi un lustro de drama para el Barça. Gaspart ganó las elecciones en medio del “Caso Figo». El portugués se convirtió en el ‘primer Galáctico’ de Florentino Pérez en el verano del 2000 cuando el mandatario pagó 10.000 millones de las viejas pesetas por él y se lo llevó al Real Madrid ante el estupor de todos y la ira de los culés que nunca le perdonarían al portugués, uno de sus iconos, esta traición.

El golpe para el Barça y la nueva junta fue demoledor a nivel social y deportivo. Como un directo que te manda a la lona. Tenían 10.000 millones de pesetas, el equivalente a 60 millones de euros de hoy en día, para renovar el equipo, pero acabaron malgastando un total de 85 en futbolistas que finalmente no dieron el rendimiento deseado entre ellos Petit, Dutruel, Marc Overmars (que costó 6000 millones de pesetas) y Alfonso entre muchos otros. Además, se nombró a Lorenzo Serra Ferrer como nuevo entrenador.

El Barça de Carles Rexach

De la mano de Serra Ferrer el Barça no terminó de arrancar y realizó una primera vuelta ruinosa. Tanto que el objetivo fue estar entre los 4 primeros, algo que llegó de milagro. En la Copa cayó en semifinales ante el Celta de Vigo, mientras que en Champions volvió a quedar eliminado en la primera primera fase, en un grupo conformado por Milan, Besiktas y Leeds United. Ante esto, Gaspart cambió a Serra Ferrer por Carles Rexach.

Con la llegada del que había sido el segundo de Cruyff y uno de los mejores futbolistas de la historia del Barça, los cules lograron meterse en la Liga de campeones gracias a la genial chilena de Rivaldo ante el Valencia en el último segundo del partido que apeó precisamente a los valencianistas de una competición europea de la que llevaba 2 años seguidos siendo finalista.

chilena de Rivaldo
La chilena de Rivaldo fue una jugada para la historia. FOTO: Sport

Para la siguiente temporada, Joan Gaspart seguía sin encontrar el rumbo para los culés que veían como pasaban los años en blanco. El mandatario confió de nuevo en Rexach y volvió a hacer una gran inversión por jugadores que tenían un nivel dudoso para jugar en un club como el Barça. Así llegaron unos jóvenes Saviola y Rochemback además de Geovanni, Patrick Andersson, Christanval y Bonano. Incorporaciones que costaron casi 100 millones de euros, pero cuya calidad no era apta para vestir esa camiseta. De hecho a muchos de ellos, poca gente los recuerda como culés.

Así cerraron otra temporada negra con otro cuarto puesto justito en la Liga y una bochornosa eliminación ante el Figueres que ese año jugaba en Segunda B. Con ello, las esperanzas del club se centraron en la Champions, pero el Real Madrid de los Galácticos lo eliminó en semifinales y a la postre, ganó su segunda Champions en ese periodo. Algo que quemó y mucho a los culés que veían como su eterno rival cosechaba éxitos mientras vagaban por el desierto. Fue el fin de la era Rexach en el banquillo culé.

El incomprensible retorno de van Gaal

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces. En la temporada 2002-2003, Gaspart ya estaba desquiciado y no se le ocurrió otra. Volvió a firmar a Van Gaal como entrenador a pesar de que no había calado nunca en la grada. Pero era el último que había conseguido títulos y Gaspart estaba desesperado tras varios años ya sin conseguir nada relevante.

 

El holandés pidió fichajes, pero la crisis económica del club solo permitió una inversión de 15 millones. Sería así como Robert Enke (quien años después se iba a suicidar) llegaría a coste 0, Sorín y Mendieta como cedidos y Riquelme como la gran apuesta azulgrana. A Van Gaal no le gustaba y la inversión realizada por la estrella de Boca Juniors en aquel momento cayó en saco roto. Pasó con más pena que gloria.

La temporada también acabaría sin títulos y fue aún peor que las anteriores y eso ya es decir. El Barça fue de nuevo eliminado de la Copa por un Segunda B, el Novelda, y en la jornada 21 de la Liga llegó a coquetear con el descenso.

Louis Van Gaal fue destituido en enero de 2003 para dar paso a Radomic Antic y el serbio consiguió clasificar al Barça sexto para meterlo en la Copa de la UEFA. Fue la última vez que jugaron esa competición hasta 2022 y es que a partir de ahí, siempre clasificaron para Champions.

Sin embargo, esto seguía siendo un fracaso para un club de la entidad del Barça y los pésimos resultados y la tensión social provocaron la dimisión de Gaspart en febrero y la convocatoria de elecciones para junio. Comenzaba así la primera era de Laporta. El principio del fin del peor Barça de la historia moderna.

La primera Era Laporta

Después de 4 años sin títulos y con la caja casi vacía, Laporta llegó con aires renovados y nombrando a Frank Rijkaard como entrenador. Laporta hizo una limpieza de órdago. Se cargó a 12 y firmó a 8 por 45 millones de euros.

Firmó a jugadores que dieron un rendimiento notable como Rafa Márquez y Van Bronckhorst y uno que haría historia con su magia como Ronaldinho. El brasileño llegó por 27 kilos como la gran esperanza culé. pero su magia no parecía suficiente y el Barça acabó la primera vuelta séptimo, a 15 puntos otra vez del Madrid. También firmó a jugadores que no cuajaron como Quaresma, Luis García y Rustu que había sido uno de los mejores porteros del Mundial 2002.

Pero la revolución de esa temporada fue el fichaje de Edgar Davids, que llegó como cedido y se consolidó como un líder de la plantilla. Con el holandés como titular, el Barça consiguió 9 victorias y estuvo 15 partidos invicto. La buena racha provocó una remontada espectacular que acabó en un meritorio subcampeonato a solo 5 puntos del Valencia de Rafa Benítez.

Edgar Davids, el peor Barça de la historia
Edgar Davids fue un soplo de aire fresco en la temporada 2003-04. FOTO: FCBarcelonanoticias

Eliminados en cuartos en Copa por el Zaragoza que le ganaría la Copa al Real Madrid en Monjuic y en octavos de la UEFA por el Celtic, el Barça firmaba otro año negro sin títulos, pero parecía que estaba resurgiendo de sus cenizas. Y así fue, ya que el Barça fue el equipo campeón de Liga en 2005, rompiendo así con la sequía de 5 temporadas sin títulos y despidiéndose de la peor época de su historia y a su vez, dando inicio a un ciclo que sería el mejor de su longeva historia.

Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!