Enner Valencia finge lesión para evitar ser detenido por la policía

Enner Valencia finge lesión para evitar ser detenido por la policía
La policía en el círculo rojo, persigue a Enner Valencia que se escapa primero en el carrito y luego en la ambulancia.

El mundo del fútbol nos deja a veces situaciones tan surrealistas que parecen una broma, pero no lo son. Esto podría ser lo sucedido en el partido Ecuador-Chile por las eliminatorias para el Mundial de Rusia en 2018. Los ecuatorianos barrieron del campo con un contundente 3-0 a la bicampeona en esos momentos de Sudamérica. Sin embargo, esa por desgracia no fue la noticia sino como el jugador Enner Valencia fingió una lesión para evitar ser detenido por la policía ecuatoriana que llegó a perseguir el carro que llevaba al jugador supuestamente lesionado.

Pero pongamos en antecedentes ¿Por qué la policía quería detener al delantero ecuatoriano? por una denuncia de su ex pareja que le reclama 17.000 dolares atrasados de la pensión alimenticia. Por lo que se ve, el jugador que ya lleva varios años en la Premier no paga a su mujer la pensión que corresponde al mantenimiento de su hija. Siendo un jugador que gana unos cuantos millones de libras en Inglaterra parece surrealista que huya por 17.000 dolares pero es así.

Enner Valencia tiró de mascara de oxigeno y todo para escapar de la policía en el estadio Olímpico Atahualpa.
Enner Valencia tiró de mascara de oxigeno y todo para escapar de la policía en el estadio Olímpico Atahualpa.

Un día antes, la policía y el abogado de su ex pareja, se personaron en el entrenamiento de Ecuador con la orden de detener al jugador. Sin embargo, finalmente no lo consiguieron y el jugador llegó al partido ante Chile. Intentaron detenerlo a su entrada en el Estadio Olímpico Atahualpa, donde se jugaba el partido, pero logró escabullirse de las fuerzas del orden con ayuda de sus compañeros.

La parte cómica de la situación, por lo absurda y ridícula que fue, se produjo cuando Enner Valencia, fingió caer lesionado a finales del partido y se marchó en el típico carrito donde suben a los lesionados. La policía, empezó a perseguirlo provocando una imagen bochornosa. Para no ser detenido al final del partido, se marchó en una ambulancia. Todo, menos decidir pagar la deuda por la manutención de su descendencia.

Colgados fútbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!