La Liga en marcha

La Liga en marcha

Queridos colgados,

La pasada semana cuando empecé a escribir mi comentario, pareció un preludio de lo que la Liga BBVA de este año nos iba a traer. Sin ser un visionario y mucho menos un futurista, adelanté lo que esta Liga tan desigual nos iba a proponer, el circo de las fieras comiéndose a unos indefensos incapaces de reaccionar ante el poderío de una manada organizada, conjunta y conocedora de su poder. Ha pasado una semana y el circo sigue en su máximo esplendor mediático; las televisiones y los medios de comunicación radiofónicos, todos a una emitiendo lo mismo, que si el Real Madrid y que si el Barcelona, ¡madre mía que tostón!

El último folletín que nos faltaba era la confirmación del fichaje de Bale por el Real Madrid, un precio pagado –según nos cuenta la prensa deportiva – que a mí me parece insultante, ¡Ah! pero no solo a mí, parece que al Sr. Martino también tiene los mismos pensamientos que yo. Simplemente y refiriéndonos al fútbol – que es lo que tratamos – con lo que se ha pagado por este jugador se podrían haber comprado entre tres y cuatro equipos de la Liga BBVA completos.

En fin, seguimos en la senda de los despropósitos del fútbol y parece que consciente o inconscientemente los equipos potentes (los dos únicos porque no hay más), están pensando en las competiciones europeas e intercontinentales que en la domestica. No les restaría razón, cuando los 18 equipos restantes – insisto – son meros espectadores de una liga bipolarizada, sirviendo de “sparrings” de los súper-equipazos, el mismo Simeone esta semana antes del partido de ida de la Supercopa apuntaba que el Barcelona y el Real Madrid están en otra galaxia y es imposible competir por el campeonato de liga contra los dos grandes.

Neymar marcó su primer tanto oficial en la Supercopa.
Neymar marcó su primer tanto oficial en la Supercopa.

Como lo anterior es más de lo mismo y es un aburrimiento, que los equipos de fútbol cuando salgan a competir contra estos monstruos – en mi forma de pensar- que salgan al campo con lo que quieran, como quieran y como puedan; les perdonaré el resultado si es en contra, aunque sea abultado e intentaré pensar que es un obstáculo en el camino que habrá que salvar, si ganan me alegraré inmensamente y procuraré disfrutar de la hazaña, porque,indudablemente, será toda una hazaña, al igual que hace unos 2500 años unos pocos espartanos se enfrentaron y contuvieron en la Batalla de las Termópilas a todo un ejército de troyanos.

Mientras tanto, el resto de equipos a competir en su liga, donde seguramente podamos disfrutar de muy buenos partidos, con la rivalidad propia de equipos del mismo nivel deportivo y económico.

Que siga y viva el fútbol que todavía nos queda una semana hasta septiembre.

Sergio Barrés

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!