Las duras confesiones de Delle Alli en su entrevista con Gary Neville

Las duras confesiones de Delle Alli en su entrevista con Gary Neville
Delle Alli se sinceró con Gary Neville sobre una infancia muy dura. FOTO: @WeAreTheOverlap

Delle Alli ha pasado por momentos muy duros en los últimos tiempos, dejando atrás el brillo que alguna vez lo convirtió en una de las joyas con más progresión del Tottenham Hotspur. Sobre todo, desde enero de 2022, donde su carrera parece haber ido cuesta abajo y sin frenos. Tras dejar el equipo londinense, fichó por el Everton, pero fue cedido al Besiktas de la liga turca, donde tampoco logró destacar. Una lesión truncó su trayectoria y en abril regresó al Everton en busca de un nuevo comienzo.

En una sincera entrevista con Gary Neville en ‘The Overlap‘, Dele Alli ha decidido compartir los problemas con los que ha peleado recientemente, y abriendo su corazón, ha hablado sobre una infancia llena de dificultades, incluyendo el abuso de drogas y experiencias de abuso sexual.

La valiente historia de Dele Alli: Superando adversidades y buscando su camino de regreso

El jugador confesó que solía beber y tomar pastillas para dormir, pero un día se dio cuenta de que no estaba siguiendo el camino correcto y decidió buscar ayuda en un centro de rehabilitación. Su testimonio es desgarrador, y revela los esfuerzos que está haciendo para volver a ser la persona que era.

«Me da miedo hablar de ello. Cuando regresé de Turquía y supe que necesitaba una operación, mi salud mental estaba muy afectada, así que decidí acudir a un centro de rehabilitación para la salud mental. Allí tratan adicciones y traumas. Sentí que era mi momento. No pueden decirte que vayas, tienes que darte cuenta por ti mismo y tomar esa decisión, o no funcionará», confesó Dele Alli a Gary Neville.

Durante la entrevista, el jugador del Everton abrió su corazón y compartió episodios dolorosos de su infancia:

«A los seis años, un amigo de mi madre abusó sexualmente de mí. Esta persona solía pasar mucho tiempo en nuestra casa. Mi madre era alcohólica. A los siete años, empecé a fumar; a los ocho, comencé a traficar drogas. Un adulto me dijo que nadie sospecharía de un niño en bicicleta, así que llevaba drogas escondidas debajo de mi pelota de fútbol. A los once años, alguien intentó colgarme de un puente. Era un hombre del vecindario», relató Alli.

«A los doce años, fui adoptado por una familia increíble. No podría haber pedido mejores personas para hacer lo que hicieron por mí. Si hay alguien que Dios creó, son ellos», añadió en la entrevista con Gary Neville en ‘The Overlap‘.

Pensó en colgar las botas

A sus 27 años, Delle Alli llegó a pensar en dejar el fútbol profesional. «Una mañana me desperté y supe que tenía que ir a entrenar. Me miré al espejo y me cuestioné si ya podía retirarme, con tan solo 24 años. Estaba haciendo lo que amo, pero sentía un profundo desgarro interior. Siempre he sido mi propio rival en todo», aseguró. Y continuó abriendo su corazón: «Estaba atrapado en un ciclo negativo y en situaciones que me estaban dañando».

La historia de Dele Alli es un recordatorio de que detrás de la fama y el éxito hay seres humanos reales, con sus propias batallas internas y desafíos personales. Su valentía al compartir sus pensamientos más íntimos y vulnerables muestra una profunda determinación por enfrentar los obstáculos y superar las dificultades.

Colgados fútbol

error: Content is protected !!