Los diez peores fichajes de la historia del Real Zaragoza

Los diez peores fichajes de la historia del Real Zaragoza

¿Quiénes son los diez peores fichajes de la historia del Real Zaragoza? El conjunto maño, es uno de los históricos de 1ª División pese a que su historia en el siglo XXI dista mucho a la vivida en el XX. En unas ultimas décadas muy convulsas, el cuadro de la Romareda ha firmado algunas de las peores temporadas de su historia y por extensión, también a algunos de los peores fichajes de la misma. Te proponemos estos diez.

Marco Pérez

Lo llegaron a nombrar el peor fichaje de la historia del club. Quizás suena algo exagerado aunque su rendimiento fuera más bien pobre e inexistente. Llegó muy joven para jugar en el Zaragoza y fracasó aunque viéndole el día de su presentación cuando se fue al suelo haciéndose un auto regate, cabía esperar poco de él. Te hablamos de él en más profundidad en este artículo.

Esquerdinha

Cuando llegó del Oporto a principios del siglo XXI por unos 500 millones de las viejas pesetas, alguno se aventuró a decir que llegaba el nuevo Roberto Carlos. Nada más lejos de la realidad ya que ni física ni técnicamente el pobre Esquerdinha estaba cerca de ser media pierna del famoso lateral carioca. Los problemas de sobrepeso hicieron el resto y el jugador, fue un auténtico pufo en Zaragoza. También te contamos más de él en este artículo

Drulic

El Zaragoza llegó a pagar unos 13 millones de euros por este jugador serbio en el que fue el mayor traspaso por un jugador pagado por el club maño. Llegó a principios del siglo XXI y se lesionó de gravedad, además, en esa misma temporada, la 2001-02, el Zaragoza descendió a Segunda. Se lo tuvieron que tragar 4 temporadas en las que apenas juntó 39 partidos y su aportación anotadora fue casi inexistente. Acabó jugando en Tercera División aragonesa en clubes como La Muela o la Sariñena. Increíble pero cierto. En 2014 sufrió un grave accidente de tráfico.

Drulic no tuvo suerte en el Zaragoza.
Drulic no tuvo suerte en el Zaragoza.

Otto Konrad

El portero austriaco llegó en 1997 a un Real Zaragoza metido como el resto de clubes en el nuevo boom de la Ley Bosman. Debutó encajando una manita en el Vicente Calderón y es que lo que mal empieza mal acaba. Firmó una temporada ruinosa y salió del club maño justo un año después de haber llegado.

Alen Peternac

El balcánico llegó procedente del Real Valladolid donde había triunfado con la misión de ser el nuevo goleador del Zaragoza del 2000. Si en Pucela se convirtió en una estrella en Zaragoza adquirió el rol de estrellado. Jugó 9 partidos en su primera temporada, lo cedieron al Murcia en la siguiente donde no rindió y al volver al Zaragoza estuvo un año sin ficha y por lo tanto sin jugar. Una ruina de fichaje para el Zaragoza.

Alen Peternac no rindió en Zaragoza como en Valladolid.
Alen Peternac no rindió en Zaragoza como en Valladolid.

Pier

El hispano-italiano criado en Tenerife fue un jugador de esos de larga trayectoria en el fútbol español. Prácticamente rindió en todos los clubes donde jugó menos en el Real Zaragoza donde en una temporada entera y pese a jugar minutos tan sólo logró perforar las redes rivales en una ocasión. Con ese bagaje y teniendo en cuenta que era delantero centro, estaba claro que no iba a durar mucho en la Romareda como así fue.

Paco Pavón

Nunca un lema podía hacer tanto daño como aquello de «Zidanes y Pavones» sobretodo para el último del lema. A principios del siglo XXI, Pavón fue la seña de la cantera de aquel Madrid de galácticos pero pese a que jugó minutos de blanco, quedó más en un mito que en una realidad. En Zaragoza que es el lugar que nos ocupa cuajó tan malas actuaciones que los aficionados le acabaron apodando «Paco Pavor». Casi nada.

Pavón en acción ante Iniesta.
Pavón en acción ante Iniesta.

Radimov

El ruso llegó al Zaragoza con 20 años en 1996 y estuvo 4 temporadas en el club, bueno con contrato porque fue cedido al Dinamo de Moscú entre medias. Alterno suplencias con titularidades y nunca llegó a hacerse con un puesto fijo pese a la calidad que atesoraba o se le presuponía.

Wooter

Nordin Wooter fue otro de esos talentosos futbolistas holandeses procedentes de Surinam que triunfaban sobretodo en la cantera del Ajax a mitad de los 90. Bajo esa vitola de estrella y con una Copa de Europa ganada con el equipo de Amsterdam en 1995 llegó a Zaragoza en 1997. Dos temporadas, ni 20 partidos y la sensación de que su paso por la Romareda fue un auténtico fracaso.

Gustavo Nery

El Real Zaragoza fichó a este jugador brasileño en 2007 en calidad de cedido y no acabó ni la temporada. Entre problemas físicos y asuntos extraños como una fuga a Brasil alegando temas judiciales, acabaron con el jugador de vuelta al Corinthians sin haber aportado prácticamente nada al cuadro maño.

Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!