Los diez mejores jugadores franceses de la historia

Los diez mejores jugadores franceses de la historia
Eric Cantona es uno de los mejores jugadores de fútbol que ha dado Francia en su historia.

¿Quiénes son los mejores jugadores franceses de la historia? Francia no ganó un Mundial de fútbol hasta 1998, año en que organizó su segundo campeonato mundial. Campeón de la Eurocopa de 1984 y 2000 y subcampeones en 2016, veinte años después, iba a repetir la gesta del 98 ganando el Mundial en Rusia 2018.

Estos son algunos de los mejores jugadores franceses de la historia

1- Zinedine Zidane: el divino calvo, el mejor jugador francés de la historia sin discusión. Artífice de dos tantos en la final contra Brasil del 98, y principal protagonista del Mundial 2006 para lo bueno (gol en semifinales, en la final con un penalti a lo Panenka) y lo malo (cabezazo a Materazzi), su fútbol fascinó a todo el planeta. Elegancia, controles espectaculares, pases mágicos y golazos, como el empalme a la escuadra que sirvió para dar una Copa de Europa al Real Madrid. Muchos lo proclaman el quinto grande del balompié, Todos, lo ubican en el primer puesto de mejor jugador francés de la historia.

Los mejores jugadores franceses de la historia
Zinedine Zidane es sin duda uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia de Francia FOTO: AS

2- Michel Platini: tres balones de oro de un futbolista al que tenían el buen gusto de llamar Monsieur Balón de Oro. Un especialista en libres directos que tenía una llegada temible en segunda línea. Un innovador, un hombre lleno de personalidad que inspiró a no pocas generaciones. Un fuera de serie en toda regla que como Zidane fascinó a los hinchas de la Juventus y de Francia, con la que ganó la Eurocopa del 84 y llegó a las semifinales de los Mundiales de 1982 y 1986. Un mito.

3- Raymond Kopa: en Napoléon del Fútbol. El hombre que hizo las delicias del Stade de Reims y para nada desentonó en el Real Madrid de Puskas, Di Stefano o Gente. Un portento técnico que hacía con la pelota lo que quería y por supuesto, siempre con la máxima eficacia. Un mago del control y de esconder la bola. Quitarle la pelota por momentos era imposible. Una mezcla de Xavi e Iniesta que ganó un Balón de Oro, 3 Copas de Europa y llevó a los blues a las semifinales del Mundial de Suecia 58. Era en definitiva, la elegancia a sus pies.

4- Just Fontaine: 30 goles en 21 partidos con la selección francesa lo dicen todo. Un Killer, un goleador, un hombre que tenía el gol entre ceja y ceja. Potente disparo, habilidad y un enemigo para cualquier defensor, por bueno que fuera. Máximo goleador de la historia de un Mundial (el de Suecia 58) con 13 goles, su registro es de esos que permanecerá siempre en los libros de fútbol.

5- Thierry Henry: tres datos justifican una carrera. Máximo goleador de la historia de Francia, del Arsenal. Si a ello, le añadimos un Mundial y una Eurocopa y todos los títulos posibles a nivel de clubes con el Barcelona, vemos que estamos hablando de un ser superior. Como superior era en velocidad, habilidad, regate y llegada a portería. De extremo, de delantero, cualquier posición era buena para ser el más destacado, sino el mejor.

6- Eric Cantona: seguramente no estarán mucho de acuerdo con la inclusión de este bad boy en la lista. Máximo cuando tuvo la mala suerte de no jugar un Mundial. Emblema del Manchester United, talento tenía todo el del mundo, pero su carácter le hacía jugar malas pasadas. Tantas que tuvo no pocos enfrentamientos con prácticamente todos los entrenadores y compañeros que estuvieron a su lado. Sin embargo, la magia que era capaz de hacer con la pelota en los pies pesa mucho. Y es que el fútbol, también es talento, y en eso, pocos como Cantona.

El 7 del United fue mucho tiempo: Cantona.
El 7 del United fue mucho tiempo: Cantona.

7- Lilian Thuram: el futbolista que más veces ha sido internacional con Francia con 142 encuentros. Curiosamente, sólo anotó dos goles en todos esos partidos, pero…¡ qué dos goles! En la semifinales contra Croacia del Mundial del 98 en el cual se proclamó campeón. Fuerte por arriba, contundente al cierre era un marcador extraordinario, un defensa seguro como pocos.

8- Didier Deschamps: el jefe, el boss de los blues que ganaron el Mundial. Todo estaba bajo su control. No era un preciosista, pero sí un imprescindible. Un maestro del toque corto, la contención y la seguridad. El hombre que hacía funcionar a un país. Poco valorado, donde estuvo triunfó sin hacer mucho ruido. Campeón del Mundo con Francia como jugador en Francia 1998 y como entrenador en Rusia 2018.

9- Jean Tigana: un mito del Girondins con el que ganó tres ligas y dos Copas. Procedente de Malí, su capacidad para crear fútbol y al mismo tiempo defender le llevaron a ser semifinalista en dos Mundiales, el del 82 y 86, y por supuesto, a ganar la Eurocopa del 84. Formaba parte del cuadrado mágico, en parte porque él también era mágico.

10- Fabian Barthez-Laurent Blanc: muchas dudas sobre quién ubicar en esta décima posición. Petit, Vieira, Trezeguet, Djorkaeff, Lizarazu o hasta Papin podrían entrar. El hecho que ubiquemos a Barthez y Blanc se basa en que fue la pareja de moda de la Francia más gloriosa. El primero era el portero. Un guardameta peculiar con muchos errores y muy dado a la excentricidad pero que sabía estar cuando tocaba. El segundo era sobrio, seguro, el autor del gol contra Paraguay en octavos del Mundial 98, el hombre del beso en la calva a Barthez. Quizás, el único punto en común entre dos personalidades tan diferentes.

Otros de los mejores futbolistas de la historia de Francia

Marcel Desailly: La Roca, una auténtica bestia que lideró a la selección francesa de los 90. Un futbolista total y un box to box avanzado a su época. Futbolista de alto nivel y sin duda, uno de los mejores jugadores franceses de la historia.

Kanté: el centrocampista total del siglo XXI, un imán para recuperar balones en el centro del campo. Campeón del Mundo con Francia en el Mundial de Rusia 1998, se trata también de un futbolista diferente fuera del campo, con una historia personal de superación increíble.

Antoine Griezmann: la gran estrella de Francia en los albores de la tercera década del siglo XXI. Un futbolista de nivel alto y referente del equipo francés en el fútbol 3.0.

Colgados fútbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!