Las mejores anécdotas del Mundial de Francia 1998

Las mejores anécdotas del Mundial de Francia 1998

El Mundial de Francia 1998 significó la consolidación de Francia como potencia mundial. Los galos que nunca habían llegado a la final de la más importante competición futbolística por fin saborearon las mieles del éxito y además en casa. Lo hicieron porque contaron con una extraordinaria generación de futbolistas como Henry, Petit, Vieira, Barthez, Blanc y sobre todo, Zinedine Zidane, el hombre que se consagró en su casa como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Fue un Mundial moderno, innovador. La aparición de los teléfonos móviles e Internet revolucionaron un torneo que por primera vez contó con 32 selecciones y que sirvió para dar mayor representatividad a África y Asia. No faltó ninguna selección importante más allá de Uruguay y Portugal y en especial, tres eran las que se presentaban con el cartel de favoritas. Brasil, con Rivaldo, Ronaldo, Roberto Carlos era la gran candidata, pero España con Kiko, Raúl, Hierro, Luis Enrique o Morientes también acaparaba muchas miradas como la Argentina del Burrito Ortega, Batistuta, Ayala o Verón.

El error garrafal de Zubi ante Nigeria significó el principio del fin para España.
El error garrafal de Zubi ante Nigeria significó el principio del fin para España.

La primera fase apenas presentó sorpresas salvo en el grupo D donde saltó una de las grandes. La España de Clemente caía ante Nigeria en su primer partido tras un garrafal fallo de Andoni Zubizarreta y empataba ante Paraguay dando por enterradas sus esperanzas de pasar a la segunda fase.

Los octavos de final trajeron los primeros platos fuertes del torneo. Francia se las vio y deseó para eliminar a Paraguay. Tuvo que recurrir a la prórroga y a ese experimento llamado “gol de oro” para que Blanc batiera por primera y única vez a José Luis Chilavert. Argentina, aún lo pasó peor, pues tuvo que solventar su duelo ante Inglaterra en una tanda de penaltis espectacular tras un empate a 2 al cabo del tiempo reglamentario en un encuentro que se recordara por la expulsión de David Beckham.

Aquella roja ante Argentina marcó mucho la carrera de Beckham.
Aquella roja ante Argentina marcó mucho la carrera de Beckham.

Francia que jugó con fuego todo el torneo iba a abrir los cuartos de final ante Italia. Como muchos sospechaban, el partido fue muy cerrado y sólo los penaltis dieron el triunfo a los galos que se metían a semifinales donde les esperaba un nuevo país emergente: Croacia que había batido rotundamente por 3-0 a la Alemania de Matthäus (que jugó su quinto Mundial) y que presentaba una hornada muy interesante de futbolistas con Suker a la cabeza y Prosinecki, Jarni, Vlaovic o Stanic como más fieles escuderos.

Sin hacer ruido, la otra semifinal la configuraron Brasil y Holanda. Los brasileños vencieron con mucha dificultad a Dinamarca por 3-2 en el adiós de Michael Laudrup. Los tulipanes tuvieron que recurrir a la magia de Dennis Bergkamp para dejar en la cuneta a Argentina por un ajustado 2-1.

La generación croata que alcanzó el tercer puesto en 1998.
La generación croata que alcanzó el tercer puesto en 1998.

No fue el Mundial de Francia un canto al fútbol, más bien primaron las defensas, la táctica y hasta la dureza. Hubieron 21 amarillas en lo que significó el récord del campeonato hasta entonces. Ese fútbol rácano se pudo observar en las semifinales. Francia ganaría 2-1 a Croacia al remontar un 0-1 con dos tantos de Thuram. Brasil debería de recurrir a la tanda de penaltis para superar a Holanda y privarle de luchar por su primer título Mundial.

Francia-Brasil, la final soñada por fin se iba a producir. Sin embargo, lo que se vendía como un partidazo iba a quedar en un monólogo galo. Zinedine Zidane, con dos tantos de cabeza iba a sellar una actuación espectacular que le iba a catapultar al Olimpo del fútbol y que iba a servir para que Francia ganara 3-0 a una Brasil desconocida donde Ronaldo (del que tiempo después se supo que tuvo un ataque epiléctico) apenas tuvo protagonismo.

Zidane solventó la final con dos tantos de cabeza.
Zidane solventó la final con dos tantos de cabeza.
Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
agen slot online Aplikasi Capsa Susun online Daftar Bandar Ceme Online agen ion casino ionclub daftar situs judi slot online terpercaya Bandar Togel sbobet casino Sabung Ayam https://run3-game.net/ https://www.foreverlivingproduct.info/ https://rodina.tv/ Bandar Sakong Online Agen Slot