Mágico González, el ídolo del Cádiz CF

Mágico González, el ídolo del Cádiz CF

Mágico González fue el ídolo del Cádiz. Dicen de él, que de haber sido algo más ordenado en su vida, podía haber llegado a la cúspide mundial del fútbol. Y puede que ser aquellos que lo digan no estén faltos de razón, pues este futbolista realizó jugadas imposibles que dejaron boquiabiertos a todos aquellos aficionados que acudían al Carranza a verle cada domingo.

La historia futbolística de Jorge Alberto González se remonta a sus orígenes en El Salvador, donde comenzó su carrera deportiva en el Antel, club donde maravilló hasta tal punto que en un partido contra el Club Deportivo Águila, el comentarista de aquel encuentro lo bautizo por «Mago» debido a sus habilidades con la pelota.

Su trayectoria en el Antel y después en el FAS le valió para ser seleccionado con su país para disputar el Mundial de España 82 donde despuntó y logró llamar la atención de varios clubes europeos como el Atlético de Madrid o el Paris Saint Germain, club con el que tuvo apalabrado su traspaso, aunque informalidades del salvadoreño evitaron que se llevara a buen puerto. Finalmente, sería el Cádiz CF el equipo que se llevaría el gato al agua y lograría cerrar el traspaso de González, que ya en el cuadro andaluz paso a denominarse «Mágico».

En el club de la tácita de Plata, se vió lo mejor y lo peor de Mágico González. Desde jugadas únicas con regates inverosimiles, hasta goles dignos de una estrella mundial. Sin embargo, el centroamericano también tenía un lado malo: su fama de dormilón ( el club tenía un empleado todos los días cuya misión era despertar a «Mágico») y de festero (eran constantes sus salidas nocturnas y sus borracheras) provocaba que el jugador constantemente fuera sancionado por el club por actos de indisciplina que provocaban no obstante las protestas de los aficionados, avidos de ver el mayor talento que ha jugado en el Cádiz.

Magico y Sandokan juntos en el Cadiz

Su paso por el Cádiz despertó un sínfin de anécdotas curiosas, como aquel partido de semifinales del Trofeo Carranza, donde Mágico acudió tarde al partido y sólo pudo disputar la segunda parte con su equipo. No obstante, dos goles suyos valieron para conseguir vencer a un Barcelona que se había ido al descanso por 0-3. Precisamente, en el club catalán, González estuvo a prueba durante la pretemporada 84-85, aunque un presunto desalojo por un incendio en un hotel de California provocara que se frustara su fichaje (al parecer, mientras sonaban las alarmas de evacuación y el hotel se vaciaba, Mágico se encontraba en su habitación con una chica obviando la situación).

A partir de ahí, un paso fugaz por el Valladolid y una nueva vuelta por el Cádiz hasta 1991, año en que regresó a su país marcaron en final de la época dorada de este peculiar jugador. Después del retiro, Mágico se traslado a Houston donde estuvo en el equipo Houston Dynamo como segundo entrenador y también realizó una de sus aficiones preferidas, la de taxista.

Hoy en día, Mágico González realiza tareas de asistente técnico con la selección de su país, con vista a la fase de clasificación de su país para el Mundial de Brasil 2014. Además, tiene un estadio en su país con su nombre, país del que es el máximo goleador de su historia. Recientemente ha sido incluido en el salón de la fama de la FIFA. Sin duda un merecido reconocimiento para un grande que sólo hizo lo que quiso, divertirse con el balón.

PD: Disfruten del documental que emitió Teledeporte

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

One thought on “Mágico González, el ídolo del Cádiz CF

Comments are closed.

error: Content is protected !!