camisetas de futbol

Blaszcykowski y el poder del fútbol

Blaszcykowski y el poder del fútbol

Jakub Blaszcykowski es uno de los mejores jugadores de Polonia. Cualquier aficionado conocerá al rápido y habilidoso jugador polaco. No muy alto, se trata de un jugador de tremenda velocidad y llegada. Capitán de su país en la Eurocopa de 2012, se trata de un jugador de un nivel importante. Lo que muchos aficionados no sabrán, es la tremenda historia personal que el excelente jugador polaco arrastra desde su niñez. Una historia desgarradora, de las que marcan, de las que dejan una huella para toda la vida, una huella que jamás se podrá borrar.

Nacido un 14 de diciembre de 1985, “Kuba” como le llaman para recortar su casi impronunciable apellido, vivió en 1996 uno de los peores horrores que una persona pueda vivir, más aún tratándose de un niño. Cuando contaba con 11 años, presenció justo a su hermano una discusión entre su padre y su madre, un enfrentamiento que iba a acabar en tragedia. Su padre, Zygmunt, en un ataque de ira o enajenación mental, asestó una serie de puñaladas que acabaron con la madre del jugador, todo ello delante de él y su hermano.

El shock fue tal, que Jakub que era tan sólo un inocente niño, estuvo cuatro días sin comer ni articular palabra. Tal fue el impacto en su vida que abandonó incluso lo que más le gustaba hacer, jugar al fútbol. Su abuela, lo acogió junto a su hermano y los sacó adelante intentando inculcar una normalidad difícil de encontrar ante tal atroz y doloroso recuerdo, capaz de tumbar a cualquiera. Su padre, fue condenado a 15 años de cárcel por la barbarie cometida.

Blaszczykowski tuvo que superar una tremenda historia personal para llegar a la élite.
Blaszczykowski tuvo que superar una tremenda historia personal para llegar a la élite.

Su tío, Jerzy Brzeczek, en ese momento capitán de la selección polaca, convenció a su sobrino para que siguiera jugando y su trayectoria profesional hasta el momento es conocida, la misma que le ha llevado a un gran equipo como el Borussia Dortmund o a la capitanía de la selección polaca, la misma que ostentó su tío hace ya casi dos décadas. Su padre, falleció poco antes de la disputa de la Eurocopa de 2012, que se celebraba en Ucrania y en Polonia, el país natal de “Kuba”.

El jugador pidió incorporarse unos días más tarde a la concentración de su selección, el motivo no era otro que acudir al funeral de la persona que una vez fue su padre, de esa persona que le arrebató su infancia, que le arrebato a su madre, esa persona que marcó de por vida a él y a su hermano. No lo había vuelto a ver, no habían vuelto a hablar pero seguramente sentía la necesidad de verlo, como sí buscará una explicación. Blaszcykowski declaró en una entrevista en Polonia que:

“Sé que ese recuerdo me va a acompañar toda la vida. Daría todo lo que fuera a cambio de que mi madre estuviera viva. Lo ocurrido, me cambió la vida, fue como si una roca hubiera caído sobre mi cabeza y una semana después despertara y tuviera que volver a comenzar mi vida, como si nada hubiera ocurrido. Nunca entenderé lo que pasó ni la razón por la que pasó”.

Agradecido eternamente a su abuela, sin la cual jamás hubiera podido salir adelante, el jugador, vivió uno de los momentos más emotivos de su carrera como jugador el día que anotó el gol de Polonia contra Rusia, el gran enemigo histórico. Ese día de 2012, en plena Eurocopa y jugando en casa, el “pequeño Figo” como también es conocido, anotó el gol del empate frente a Rusia. Ante la sorpresa de todos, el jugador se puso de rodillas, con los brazos apuntando hacía el cielo y envuelto en lagrimas. El gol iba para ella, para su madre, la persona que fue arrebatada por ese hombre que se hacía llamar su padre y que cambió su vida para siempre.

Señalando al cielo. Así celebró el gol Kuba en la Euro 2012.
Señalando al cielo. Así celebró el gol Kuba en la Euro 2012.
Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

3 thoughts on “Blaszcykowski y el poder del fútbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!