¿Cómo planificar una sesión de entrenamiento de fútbol?

¿Cómo planificar una sesión de entrenamiento de fútbol?
¿Cómo planificar un entrenamiento de fútbol?

El deporte es una de las disciplinas más importantes para sentirse saludables. Todos conocemos que mantener una dieta equilibrada y combinarla con ejercicio físico, son algunos aspectos clave para estar sanos y verse bien físicamente. Dentro del mundo deportivo, tenemos la oportunidad de escoger entre múltiples disciplinas a gusto de cada persona. Basket, rugby o fútbol son algunas de ellas, pero sin duda, el fútbol es el deporte rey. Por ello, una buena idea es planificar sesiones de entrenamiento como técnico deportivo en fútbol, que nos permitirá diseñarlas para que jugadores amateurs puedan mejorar sus habilidades técnicas y conozcan la importancia que tiene la correcta planificación del entrenamiento.

La sesión de entrenamiento de fútbol combinará diferentes tipos de sesiones

Las sesiones de entrenamiento de fútbol son una parte fundamental para la consecución de los objetivos. Por este motivo, se debe ahondar en ellas a través de un profundo análisis no solo de las técnicas que llevaremos a cabo, sino también del estado individual de cada jugador, tanto a nivel físico como anímico. En cada una de las sesiones, se potenciarán las técnicas y habilidades para poder demostrar en el campo de juego y así, obtener la victoria.

Sin embargo, en las sesiones de entrenamiento es más importante la preparación física. Para conseguir que sea óptima, se realizarán distintos ejercicios para lograr que sea más completo. Lo primero que debemos estudiar es el estado actual del equipo, así como el estado de cada jugador. No todos juegan igual, ni tienen las mismas habilidades, por lo que cada uno de ellos requerirá de un entrenamiento más específico para mejorar su técnica global.

En cuanto a la tipología de sesiones de entrenamiento, encontramos en primer lugar las sesiones de reconocimiento. Consisten en saber cuál es el nivel del equipo y es recomendable hacerlo en el momento en que empieza la temporada, de cara a fijar unos objetivos. Por otro lado, se establecerán ejercicios para desarrollar a nivel técnico las habilidades de cada jugador. En estos casos, lo mejor es llevarlo a la práctica, organizando partidos de fútbol en pequeños grupos en los que puedan demostrar su técnica en el terreno de juego.

En caso de que nuestros jugadores estén más experimentados y dispongan de una habilidad más profesional, lo mejor es la competición. En este tipo de sesiones, se consigue que los jugadores amplíen su rendimiento y analicen el de sus competidores. Es un aspecto fundamental para que en los partidos puedan superarles, adelantándose a dicho rendimiento.

En el fútbol es crucial que los jugadores tengan resistencia durante los 90 minutos del partido. En sesiones de preparación, conseguiremos aumentarla y además, podremos enfocar los ejercicios en que la recuperen mediante diferentes técnicas. Anteriormente, hemos citado que es importante conocer a fondo a cada uno de los jugadores para que los ejercicios se ajusten a sus necesidades y capacidades. En este caso, las sesiones específicas son útiles en caso de que tengan lesiones o dominen mejor ciertas habilidades.

De cara a que los jugadores no asocien el entrenamiento a algo aburrido, es importante combinar las sesiones con juegos. Es decir, en este sentido encontramos la posibilidad de incluir juegos que van más allá del clásico partido de fútbol, donde la creatividad será una herramienta vital. De este modo, podrán entrenar sin darse cuenta mientras disfrutan y sin que la pereza sea un impedimento.

El calentamiento es una de las partes más importantes del entrenamiento

A la hora de hacer cualquier tipo de ejercicio, el calentamiento es relevante no solo para prepararnos físicamente, sino también para evitar lesiones que nos impidan seguir entrenando. Este primer paso suele tener una duración comprendida entre los 10 y los 20 minutos como máximo y ayudará a activar la parte física y cognitiva de los jugadores. En este caso, se pueden incluir ejercicios aeróbicos, estiramientos o carreras individuales.

Una vez realizado, comenzará el entrenamiento principal. En él, se trabajará la resistencia, la flexibilidad, el trabajo en equipo, ejercicios de regate, duelos uno contra uno, técnicas para mejorar los córners, el lanzamiento del balón en faltas desde distintos ángulos o penaltis, entre otros. Una vez finalizado, deberemos concienciar a los jugadores de la importancia que tiene descansar bien y llevar una buena alimentación.

En cuanto a los materiales que necesitaremos para profundizar en las técnicas de los jugadores, podemos encontrar los balones, conos para delimitar los circuitos que deban hacer los jugadores o banderines para asignar las porterías. Además de ello, también se pueden emplear aros para que los jugadores potencien su agilidad.

Con todo este conjunto de sesiones de entrenamiento, conseguiremos que los objetivos sean más fáciles de alcanzar. Ahora es el momento de aplicar la teoría a la práctica y enseñar a los jugadores todas las herramientas para que puedan desenvolverse en el campo de juego y conseguir la victoria a través de una buena preparación física.

Colgados fútbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!