¿Con quién te quedas, Pablo Aimar o Juan Román Riquelme?

¿Con quién te quedas, Pablo Aimar o Juan Román Riquelme?

A principios del nuevo milenios, dos mediapuntas argentinos despuntaban en sus respectivos países. Uno era el ídolo de Boca Juniors y se hacía llamar Juan Román Riquelme. El otro era Pablo Aimar, el buque insignia de River Plate y una de las balas de los “millonarios” junto a Javier Saviola. En sus manos, Argentina podía presumir de contar con dos hombres de futuro, dos cracks.

Riquelme representaba el control, la técnica, el juego pausado, el pase imposible, la llegada en segunda línea, la genialidad en los golpes francos, el carácter. Aimar prefería la velocidad, el cambio de ritmo, el último pase, el hacer fácil lo difícil y posible lo imposible. Ambos como buenos 10, con un don especial para no perder el balón.

Sin embargo, el tiempo ha pasado y es momento de comprobar cuál es los dos ha tenido una carrera más exitosa: Topo Gigio o el Payaso. Riquelme a sus 35 años retornó a Boca tras un paso desafortunado por Barcelona y un más acertado camino en Villarreal. 51 veces internacional y campeón olímpico con la albiceleste en 2008, JR llegó a sumar 3 Libertadores con Boca y una Intercontinental además de 5 ligas argentinas.

Aimar con el Valencia, Riquelme con el Villarreal. Eran otros tiempos.
Aimar con el Valencia, Riquelme con el Villarreal. Eran otros tiempos.

Incluso, en el submarino amarillo se proclamó dos veces campeón de la Intertoto y semifinalista de la Champions, donde un error suyo impidió haber llegado a la final. Quizás, fue la selección absoluta lo que más se le ha resistido con una sola presencia mundialista saldada con unos cuartos de final en Alemania 2006 y dos Copas América sin título que saborear.

Pablo Aimar es un año menor (34). Actualmente sin equipo tras un paso breve por el fútbol malayo donde las lesiones le machacaron, el Payasito emigró pronto de River Plate donde logró cinco ligas para irse al Valencia donde estuvo cinco temporadas en las que consiguió dos ligas y una Europa League. Zaragoza y Benfica cerraron su trayectoria en Europa que le valió para ser convocado 41 veces con Argentina, jugar dos Mundiales y ganar otro oro olímpico, en este caso Atenas 2004. Un futbolista especial al que las lesiones y la falta de gol cerraron la posibilidad de haber hecho algo más grande.

Riquelme o Aimar, ese es el dilema.
Riquelme o Aimar, ese es el dilema.

Riquelme, Aimar, Aimar, Riquelme, tanto monta, monta tanto. Tan distintos y tan diferentes en el principio y fin de su carreras pero con algo en común: los últimos gran enganches que ha dado el fútbol sudamericano.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!