¡Qué bueno era Ronaldinho!

¡Qué bueno era Ronaldinho!
Ronaldinho, un mago del balón. Foto: Mundodeportivo

Tal vez cuando se piense en Ronaldinho se piense en el gol de chilena al Villareal, o si me apuran en aquel de las 00.05 contra el Sevilla. Si no tal vez, se podría pensar en aquel en Stanford Bridge sin apenas tiempo para armar la pierna, o en el que marcó a Seaman en el Mundial de Corea y Japón. O en vez de los goles, nos acordemos de ese pase de espaldas a un compañero, esa asistencia mirando a otro sitio mientras el delantero se queda solo…

Serían muchos los momentos mágicos de Ronaldinho, pero sobre todo recordaremos de él esa alegría contagiosa, esos regates acrobáticos, salidos de otro mundo…que hasta el Santiago Bernabeu tuvo a bien recordarle con un merecido aplauso. Demasiado bueno fue el Gaucho.

 



Colgados fútbol

error: Content is protected !!