Garrincha, el mejor regateador de la historia

Garrincha, el mejor regateador de la historia
Manuel Francisco Dos Santos, “Garrincha” Mundiales jugados: 1958, 1962 y 1966, 12 partidos Palmarés: Campeón Mundial en 1958 y 1962 Goles en Copas del Mundo: 3 Foto: Marca

El protagonista que traemos hoy, es uno de esos jugadores que no dejaron indiferentes a nadie. Capaz de regatear a todo bicho viviente que le pasara cerca, fue un jugador de leyenda, pero además por sus características, también dejó auténticas perlas en forma de anécdota. Hoy vamos a introducir en nuestra galería de la fama a Manuel Francisco Dos Santos, ¿saben quién es? sí, él, Garrincha.

Garrincha, fue un fenómeno dentro y fuera del campo, pese a que desde su nacimiento el 28 de octubre de 1933, en Río de Janeiro, Brasil, estaba condenado a pasar por la vida con más pena que gloria. Pues nuestro protagonista, tenía los dos pies girados 80 grados hacia dentro, la pierna derecha más larga que la izquierda, en concreto 6 cm. Además, tenía la columna vertebral torcida y para rematar de pequeño tuvo una poliomielitis. Como no tenía suficiente, su cerebro era un poco relajado, casi como el de un niño  y era adicto al tabaco y al alcohol. Con semejante panorama, pocos podrían pensar que estamos hablando de uno de los jugadores más geniales de la historia del balompié.

Garrincha era capaz de realizar jugadas a lo Oliver y Benji

Lo de Garrincha, fue un apodo que le pusieron sus hermanos en relación a un tipo de pájaro feo pero que a la vez es increíblemente veloz a la par que torpe. Pero con todas estas taras, cuando saltaba al campo y cogía la pelota, Garrincha, era capaz de regatearse hasta al vendedor de bebidas del estadio. Aburría a los defensas de sobremanera caracoleando una y otra vez, como en la mítica foto donde aparece rodeado por ocho contrarios y de los cuales consiguió salir regateando. Extremo derecho de los que ya no quedan, marcó una auténtica época con un estilo de fútbol alegre, como su vida, y es que Garrincha, vivía en otro mundo. Pero de eso, hablaremos más tarde.

Fue toda una leyenda en el Botafogo, pero también jugó en el Corinthians, Junior colombiano, Flamengo, viajó a Europa para jugar en el Red Star de Paris y se retiró en el Olaira brasileño. Total, su carrera duró desde 1954 hasta 1972, aunque como dijimos al principio, la mayoría la pasó en el Botafogo. Anotó 244 durante su carrera. Con Brasil, fue un mito a la altura de Pelé. Jugó tres Mundiales y ganó dos, los dos primeros. Suecia 1958 ( en el que debutó el citado  Pelé), Chile 1962 y Inglaterra 1966 fueron sus tres citas mundialistas. En la cita de 1962, en Chile, fue máximo goleador del torneo, por lo que recibió la Bota de Oro.

Capaz de realizar jugadas de ensueño, regates imposibles y goles antológicos, Garrincha también dejó sus ” Garrinchadas”. Multitud de anécdotas que circulan por ahí sobre él, que daban una idea de la mente tan relajada que tenia, o como dijo el psicólogo de la “Canarinha” de la época; Una mente infantil. Cuentan que Garrincha, ilusionado el hombre, se compró una radio en Suecia, durante el Mundial de 1958. La enchufó y como solo escuchaba gente hablar en sueco y no entendía nada, la devolvió, sin caer en la cuenta que la radio la podría haber usado en Brasil, que simplemente hablaban en sueco porque se encontraba en Suecia.

Otra de sus celebres anécdotas fue cuando se disponía a jugar una final  y le preguntó al entrenador que por que había tanta gente. Este, con paciencia, pues ya lo conocía, le contestó que era porque iban a jugar la final. Garrincha asintió, que entonces ya lo entendía. Este tipo de cosas hacían ver que dentro del campo era un genio y fuera de él vivía en otro mundo.

Adicto al tabaco y al alcohol, Garrincha también goleaba fuera del campo. Con 14 hijos reconocidos y alguno que otro sin reconocer, vivía la vida como en el campo de fútbol, a su manera. El 20 de enero de 1983, murió a consecuencia de su adicción al alcohol, de cirrosis, y lo hizo  en la miseria, como un indigente, algo muy lejos de su estatus de grandísimo jugador de la historia, pero él, vivía en otro mundo y en Colgados por el fútbol continuaremos hablando de sus historias, pero eso, será otro día.

Mané Garrincha siempre fue un tipo peculiar y muy jovial

PD: no te pierdas el documental Garrincha, alegria do Povo, vale la pena.

Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

2 thoughts on “Garrincha, el mejor regateador de la historia

Comments are closed.

error: Content is protected !!