Onésimo, el ‘Garrincha’ español

Onésimo, el ‘Garrincha’ español
Onésimo Sánchez en su etapa en el Barça. FOTO: Marca

Onésimo puede ser considerado el Garrincha español. No por que haya llevado una vida similar a la del peculiar jugador brasileño de mediados del siglo pasado sino por la genial habilidad para regatear, un arte que a día de hoy parece perdido. No gozaba del físico de Cristiano Ronaldo ni tenía el marketing de Beckham. Con su apariencia campechana, su baja estatura y su pelo a lo afro era todo lo contrario al estereotipo de estrella actual, pero él tenía un don. Era capaz de regatear hasta a su sombra.

Onésimo Sánchez, el Rey del regate

En la época donde los jugadores de fútbol llevaban bigote, pantalones que eran casi calzoncillos y la mayoría eran tipos rudos como Chuck Norris, Onésimo era el Rey del regate imposible. Jugó en el Barcelona un poco antes de la explosión del “Dream Team” de Johan Cruyff. No gozó de muchas oportunidades y alternó el primer con el segundo equipo. Lo que más se recuerda fueron unos 25 minutos memorables en un partido de la Recopa.

Cuentan de su paso por la cantera del Barcelona que como buen genio que es, se apostó con sus compañeros del Barcelona B, que era capaz de llegar de La Masía al Mini Estadi dando toques al balón. Lo hizo en 15 minutos y cruzó la calle dos veces. Tuvo un par de problemas en su juego. Era excesivamente individualista y le faltaba gol. Se manejaba excelentemente en el arte del regate pero no le costaba rematar a portería.

Onésimo Sánchez, el rey del regate
Onésimo en su etapa como jugador del Sevilla. FOTO: As

Fue todo un clásico de la Primera división. Disputó 221 partidos en la máxima categoría, repartidos entre el Real Valladolid, FC Barcelona, Cádiz, Rayo Vallecano y Sevilla anotando solo 21 goles. En segunda división jugó 97 partidos y marcó 13 goles. Sorprende que no llegara a internacional absoluto en una época donde la selección española tenía un nivel bastante mediocre, aunque si llegó a jugar con la Sub 21.

De la línea de cal al salto a los banquillos

Tras colgar las botas, Onésimo se desempeñó como entrenador y comentarista en programas de radio y televisión. Con una apariencia mucho más oronda que en su época como futbolista, el otrora genio del regate ha trabajado como entrenador en clubes como el Real Valladolid, el Huesca, el Real Murcia, Toledo, el Girona o el filial del Celta entre otros. Todo un fenómeno.

Onésimo entrenador del Celta B
Onésimo en su etapa como entrenador del Celta de Vigo B. FOTO: El Desmarque
Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

One thought on “Onésimo, el ‘Garrincha’ español

  1. Metió pocos goles porque fue un extremo clásico: los extremos meten goles, pero no tantos. Ver un problema en las bajas cifras de goles marcados por un extremo es como verlo en que un central no dé pases de gol; o sea, es un problema inventado. No existe tal problema. Cada uno a su tarea.

    Es incomprensible que no jugase ni un solo partido internacional. Pero más incomprensible aún es que no se quedase en el Barcelona de Cruyff: con un poco de esfuerzo, quizá Johan podría haber corregido sus defectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!