Grandes pufos de la Liga: Mickaël Madar

Grandes pufos de la Liga: Mickaël Madar

Mickaël Madar fue uno de los tantos extranjeros que llegaron tras la Ley Bosman a finales de los 90, una época donde la apertura de los mercados y el nuevo contrato televisivo, hizo estragos en muchos equipos que firmaron grandes jugadores pero también mucha morralla. Vamos decir mucha es poco. Eso fue la cruz del Depor de finales del siglo XX hasta aquella plantilla que ganó la Liga del 2000.

En este tiempo entre medias llegaron jugadores de dudoso rendimiento, entre ellos este francés de metro noventa que estuvo lejos de ser un referente blanquiazul. Si encima contamos que coincidió con el gran Renaldo y que un año después iba a ser sustituido por Manteca Martínez y Loco Abreu, posiblemente lo decimos todo. Y eso que en aquel equipo de la 1996/97 había superclases como Mauro Silva o Rivaldo.

Nacido en 1968, llegó en 1996 a este Depor que se disponía a participar en la primera y posiblemente única Liga de las Estrellas. La verdad es que viendo el Photoshop cutre noventero que le hicieron a su cromo, la cosa no prometía mucho sobre el verde.

Imagen del photoshop noventero de Madar...casi nada.
Imagen del photoshop noventero de Madar…casi nada.

Finalmente una seria lesión, problemas de disciplina y un enfrentamiento con varios pesos pesados del equipo hicieron que su paso por la Liga se resumiera a una temporada de 17 partidos, 3 goles y la sensación de que le francés no daba la talla para una competición como la Liga. Algo que como ya hemos explicado muchas veces, tuvo que ver la Ley Bosman y los mega contratos televisivos que hicieron ricos a muchos representantes y arruinaron a muchos equipos con saldos a precios de oro.

Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

One thought on “Grandes pufos de la Liga: Mickaël Madar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!