Las decepciones de Brasil 2014

Las decepciones de Brasil 2014
España fue sin duda una de las mayores decepciones de Brasil 2014. FOTO: Captura Youtube

¿Quiénes fueron las grandes decepciones del Mundial de Brasil 2014? La Copa del Mundo que se jugó en el país carioca dejó multitud de anécdotas y historias, alegrías y decepciones. Precisamente, de estas últimas queremos hablar. Jugadores, selecciones y entrenadores que no cumplieron con las expectativas que se habían depositado sobre ellos. Repasamos 5 puntos.

Las grandes decepciones del Mundial de Brasil 2014

1-Brasil

La selección anfitriona era sin duda la máxima candidata al título por tradición, historia y por jugar en casa. Con un equipo plagado de carencias sobre todo en la zona de ataque, los brasileños dejaron multitud de dudas desde el primer partido en el que ganaron a Croacia gracias a un arbitraje bastante parcial a favor de los locales. Después, la fortuna les salvó de caer eliminados en octavos ante Chile donde si el disparo de Pinilla, jugador chileno, hubiera entrado en vez de impactar en el larguero en el último minuto de la prórroga, la historia hubiera sido diferente.

La victoria ante Colombia, con otro arbitraje casero de Velasco Carballo les llevó hasta semifinales donde los brasileños recibieron el mayor correctivo de su historia al encajar un contundente 1-7 ante Alemania. El partido de consolación no les fue muy bien tampoco y Holanda les endosó otro serio correctivo al ganarles por 0-3. Tras el fiasco se presumen grandes cambios en el combinado nacional brasileño.

2-España, Inglaterra, Italia y Portugal

Alemania fue el primer campeón europeo en un Mundial americano pero el papel de las selecciones europeas no fue el mejor que se podía esperar sino que se lo digan a estas cuatro grandes selecciones europeas. Los españoles, que llegaban como campeones del Mundo a Brasil, hicieron el papel más lamentable de la historia española en un Mundial quedando en el peor puesto de su historia en los 14 Mundiales que han disputado.

Goleados por Holanda y superados por Chile, sólo pudieron ganar a Australia y cayeron eliminados en la primera fase del torneo. Idem para los ingleses, italianos y portugueses cuyo papel fue el mismo que el de España, a casa a las primeras de cambio.

Los italianos sucumbieron ante Costa Rica al igual que los ingleses mientras que la Portugal de Cristiano tuvo un discreto paso debido sobre todo a la goleada en el primer partido ante Alemania que a la postre les costó la eliminación.

3- Messi, Cristiano Ronaldo y Luis Suárez

Otros grandes jugadores no rindieron lo que se esperaba de ellos en Brasil 2014 pero el nivel de estos 3, en el Top Mundial, hacía esperar mucho más de ellos. Messi fue nombrado mejor del torneo en un premio que ni él mismo se puede creer, vamos ni la misma FIFA se lo creyó pues no lo incluyó en el 11 ideal y le dio el premio al mejor jugador.

El argentino no fue ni de lejos el mejor del torneo y su nombramiento por parte de una FIFA cada vez menos creíble parecía responder más a temas extradeportivos que lo mostrado por el astro sobre el césped. Acostumbrados a ver a un tipo de otro planeta, Messi, flaqueó ese año y en el Mundial pese a empezar con buen pie en la primera fase, se han quedó su magia en los partidos más importantes sobre todo en la semifinal y la final donde acabó desaparecido y deambulando por el campo.

Cristiano con 29 años en ese momento, también pasó por el mismo con más pena que gloria. Destacó más por la cantidad de peinados que lució que por los goles que marcó. Se marchó de su tercer Mundial con tan sólo un gol y como en los otros dos con más pena que gloria.

Luis Suárez perdió la cabeza. Su mordisco a Chiellini fue tan absurdo como innecesario. El italiano no es un santo, es un tipo duro y aguerrido pero el bocado de Suárez no tenía ninguna razón máxime cuando ya le tenían la matrícula tomada por ser reincidente en este tipo de acciones.

Era la tercera vez que el uruguayo mordía a alguien y lo ha pagado caro con una dura sanción que le va a acarrear muchos problemas durante cuatro meses. Por supuesto, Uruguay pagó carísima su ausencia y cayó eliminado en octavos al no poder con el jugador que les había clasificado él solo para la siguiente ronda.

4-La FIFA y la organización del Mundial

La FIFA perdía crédito a marchas forzadas. Arbitrajes nefastos, permisivos ante entradas escalofriantes y todo ello por orden del máximo organismo del fútbol mundial, con instrucciones a los colegiados de sacar pocas cartulinas o las polémicas designaciones del Guante de Oro y sobre todo el Balón de Oro a jugadores a los cuales patrocinaba un gigante de material deportivo que casualmente patrocinaba los premios.

5-El pésimo nivel del fútbol asiático y africano

El Mundial de Brasil 2014 confirmó que en Asia y África juegan a otro fútbol. Ninguna de las selecciones asiáticas consiguieron ganar ni un partido. Ni Irán, ni Japón ni Corea del Sur ni Australia que pese a pertenecer a Oceanía participó como equipo de Asia, consiguieron ganar un solo partido.

A los africanos no les fue mucho mejor y solamente Argelia salvó el orgullo realizando un Mundial muy por encima de lo que se esperaba de ellos. Nigeria alcanzó los octavos pero más por el flojo nivel de su grupo que por méritos propios mientras que Ghana, Camerún y Costa de Marfil no pasaron de la primera ronda.

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!