Las heridas en el campo de fútbol

Las heridas en el campo de fútbol
FOTO: https://sp.depositphotos.com

El fútbol es el deporte más practicado a lo largo y ancho de todo el planeta. Viajes donde viajes, seguro que encuentras un rincón donde un grupo de personas se divierten en torno a un balón. No obstante, como toda disciplina que requiere actividad física y además existe contacto entre sus participantes, puede haber ciertos riesgos a tener en cuenta. Ya no hablamos solo de graves lesiones, sino de heridas.

Dentro de un campo de fútbol, especialmente si son de material sintético como el césped artificial, surgen diversos contratiempos como rozaduras, quemaduras, cortes, etc., a los que hay que prestar gran atención.

A continuación, y en base a los consejos de apósitos BotiquinSans, vamos a hablar de la importancia de este tipo de heridas y de cómo tratarlas.

Las heridas en el campo de fútbol

¿Por qué hay que curar bien una herida?

La función principal de la piel es la de proteger nuestro cuerpo contra agentes externos. Es por ello que cada vez que sufrimos un percance que la altera, como un corte o una quemadura, la piel pierde gran parte de esa capacidad protectora dejando vía libre a la entrada microbios que pueden causar diferentes infecciones.

Por tanto, esta circunstancia provoca que curar la herida sea algo primordial. Además, tratarla correctamente ayudará que el proceso de cicatrización y recuperación de la piel sea mucho más rápido.

Señalar también que cualquier herida mal tratada puede ser el principio de un problema mucho mayor.

Los apósitos y su utilidad

A la hora de tratar cualquier herida sufrida dentro del terreno de juego, los apósitos se convertirán en tu mejor aliado, ya que protegen la piel, absorben los residuos y flujos que la propia herida pueda expulsar y aceleran notablemente el proceso de cicatrizado.

En la actualidad, encontramos multitud de tipos de apósitos que sirven para tratar diferentes heridas.

Por un lado, tenemos apósitos hidrocoloides, que se utilizan en quemaduras, rozaduras, úlceras…, y están indicados para todo tipo de pieles. Los apósitos de hidrogel también son muy recomendados cuando una herida pierde humedad o para curar heridas que pueden tener cierta tendencia a infectarse. Luego tenemos apósitos de alginato, que servirán de gran ayuda en esas heridas más profundas o que requieren una mayor protección externa.

Aparte de estos, a nuestra disposición existen otros muchos tipos de apósitos como apósitos de tela y gasa o apósitos antimicrobianos.

Carlos Garrido

Carlos Garrido

Detrás de cada pase, regate, parada y gol siempre hay una historia, y a mí me gusta escribirlas. Sígueme en @carlos_vianos

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!