Salvador Cabañas, un ejemplo de la superación humana

Salvador Cabañas, un ejemplo de la superación humana

Salvador Cabañas fue durante varias temporadas la estrella del América mexicano y uno de los mejores jugadores de Paraguay. El Mundial de 2010, se presentaba como su gran oportunidad en uno de los mejores momentos de su carrera pero dicha oportunidad, no llegó nunca. El 25 de enero de 2010, la vida del delantero paraguayo iba a cambiar para siempre.

Salvador Cabañas (Itagua, Paraguay, 5 de agosto de 1980), jugó en su país y Chile pero alcanzó su mayor relevancia en México, sobretodo por su paso por el América donde anotó 66 goles en los cuatro años que permaneció en el equipo, hasta que el hecho ocurrido en aquella noche de principios de 2010 acabó con su carrera como futbolista para siempre y casi acaba con su vida.

Siendo jugador del América, se encontraba en un local de Ciudad de México cuando recibió un balazo en la cabeza después de un altercado. El jugador estuvo más en el otro barrio que aquí. El propio Salvador llegó a afirmar que había visto a un ente divino y éste le había dicho que todavía no había llegado su hora. La bala, que aún sigue alojada en su cabeza, le produjo daños como pérdida de memoria o la incapacidad de realizar algunas tareas que antes realizaba sin problemas.

Cabañas vivió sus mejores momentos en el América.
Cabañas vivió sus mejores momentos en el América.

Pero milagrosamente, el jugador se recuperó, y aún no estando al 100 % ni como estaba antes, consiguió volver a los terrenos de juego. En enero de 2012, fichó por el 12 de Octubre, equipo de su ciudad y que en esos momentos militaba en la Tercera División del fútbol paraguayo. El equipo de Cabañas, consiguió proclamarse campeón y ascender a la Segunda División de Paraguay. Todo un milagro, Cabañas consiguió jugar 14 partidos, 12 de ellos como titular y 2 de suplente pese no conseguir ningún gol, ya había marcado el gol más importante de su vida con su recuperación.

Pero no todo es de color de rosa en esta historia como es obvio viendo las circunstancias. La presencia de Cabañas provocó discrepancias entre el entrenador del momento y la directiva pues el jugador, como es lógico, no estaba en condiciones de jugar al fútbol y su presencia en el equipo se debía más a marketing que otra cosa. De hecho se rumoreaba que los partidos como titular se debían a presiones de la directiva.

Cabañas volvió a jugar en el 12 de Octubre paraguayo en 2012.
Cabañas volvió a jugar en el 12 de Octubre paraguayo en 2012.

Cabañas salió del equipo que al final ascendió a la máxima categoría del fútbol paraguayo y cuya vuelta se especuló aunque de momento, ha sido descartado para ser inscrito en el torneo paraguayo a pesar de que continua entrenando con ellos. Su vida personal tampoco le fue mucho mejor tras el episodio que casi acaba con su vida.

Se arruinó y perdió todo su dinero. Además, su mujer le dejó y han acabado en un intercambio de acusaciones y denuncias. El jugador acusa a su mujer de quedarse con su dinero y ella de no estar en un estado mental adecuado tras el disparo que casi acaba con su vida y de ser manipulado por sus familiares. Según ella, mentalmente ha quedado como un niño de 12 años.

Mientras tanto, el jugador volvió a la casa de sus padres y sobrevive trabajando en una pequeña panadería propiedad de sus familiares en las que realiza funciones como las del reparto de pan a domicilio donde es toda una institución. Sin duda un cambio radical en la vida de un hombre que pasó del todo a la nada en cuestión de segundos. Una buena moraleja para demostrarnos lo frágiles que somos.

Cabañas sobrevive haciendo pan.
Cabañas sobrevive haciendo pan.
Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol
error: Content is protected !!