Toni Jiménez regaló un gol a los periquitos

La final de Copa del Rey del año 2000 trajo uno de los errores más graves que se recuerdan en un portero. El Espanyol y el Atlético de Madrid se enfrentaban en Mestalla por el ansiado título copero, cuando Raúl Tamudo aprovechó un despiste de Toni Jímenez, el portero atlético del momento, para robarle con la cabeza el balón de las manos y conseguir de esta forma anotar el primer gol del partido.

El encuentro acabó con 2-1, pero sin duda, la picardía de Tamudo, y el despiste de Toni influyeron y mucho para que el Espanyol se adjudicará su tercera Copa del Rey. Toni, experico de toda la vida, cerraba un año negro. Suplente de Molina en el cuadro rojiblanco, y descendido el Atlético a Segunda, veía como muchas de las opciones de triunfo en la copa se le habían escapado de las manos, nunca mejor dicho.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!
agen slot online Aplikasi Capsa Susun online Daftar Bandar Ceme Online agen ion casino ionclub daftar situs judi slot online terpercaya Bandar Togel sbobet casino Sabung Ayam https://run3-game.net/ https://www.foreverlivingproduct.info/ https://rodina.tv/ Bandar Sakong Online Agen Slot