Los peores fichajes de la historia del Valencia

Los peores fichajes de la historia del Valencia
Mitchy Batshuayi, uno de los últimos grandes fiascos del Valencia. FOTO: Daily Express

¿Quiénes son los peores fichajes de la historia del Valencia? El conjunto de Mestalla, tiene en su colección una larga serie de horrores que no debería de volver a repetir. Operaciones que han ayudado a engrandecer el gigantesco agujero económico que arrastra hoy en día el club valencianista. Como toda lista,unos estarán de acuerdo y otros no, pero estos son los que por un motivo o otro, son en nuestra opinión de lo peor que ha vestido la camiseta del Valencia.

Álvaro Negredo

El vallecano le costó un dineral al Valencia que lo fichó del City, tanto que se convirtió en el fichaje más caro de su historia en ese momento con 30 millones de euros que nunca llegó a amortizar. Su rendimiento deportivo fue pobre y acabó mal vendido al fútbol turco.

Oleg Salenko

El ruso fue uno de los mayores fiascos de la historia del Valencia. Llegó al Valencia con el galardón de Bota de Oro del Mundial de USA’94 y después de unas buenas cifras goleadoras en el Logroñes . Paco Roig que por aquella época se pensaba que iba a crear un “Valencia campeón”, no dudo en gastarse 300 millones de las antiguas pesetas pensando en que tendría un nuevo Kempes, pero en ruso.

Ya fuera por la presión, por la responsabilidad, o por la mediocridad del equipo en aquella época, lo cierto es que Salenko, fracasó en su aventura en el Valencia. Al final de temporada salió del Valencia sin pena ni gloria y se fue a probar por Europa. Nunca más tuvo éxito.

Valery Karpin

Otro ruso ocupa un lugar en nuestra lista de peores fichajes del Valencia, y es que el club valenciano no tuvo suerte a la hora de traer jugadores de esa parte del mundo. En 1996, el Valencia de Paco Roig pagó a la Real Sociedad los 1000 millones de euros de su cláusula.

Karpin fracasó estrepitosamente en las filas valencianistas y salió al final de temporada dirección al Celta de Vigo donde si triunfó, como antes había hecho en la Real Sociedad.

Edu Gaspar

El brasileño era uno de los mejores jugadores del Arsenal de Arsene Wenger en la primera década de este siglo. Media Europa se lo rifaba cuando el Valencia lo fichó en el verano del 2005. Se trataba de uno de los mejores mediocentros del momento en el panorama internacional.

Ya sea por el gafe que adquieren algunos jugadores cuando se ponen la camiseta del Valencia o por la alineación de los astros, que fue llegar y lesionarse de gravedad. No pudo jugar hasta el final de la temporada siguiente. Con semejante lesión, era casi imposible que el jugador volviera a adquirir el nivel que una vez tuvo. Permaneció cuatro temporadas en el Valencia, con una ficha alta y no llegó a jugar ni cincuenta partidos. Un fichaje nefasto para el Valencia.

Asier Del Horno

Asier del Horno despuntó en el Athletic de Bilbao como uno de los mejores laterales de Europa. Esto le valió para fichar por el Chelsea de Mourinho en 2005. Permaneció una temporada en Londres, donde se le recuerda una patada monumental a Messi en un partido de Champions.

El Valencia lo firmó al final de esa temporada pagando al Chelsea una cantidad cercana a los 7 millones de euros. El jugador que venía precedido de una fama de gustarle mucho la juerga, firmó por seis temporadas a razón de dos millones de euros por cada una.

No jugó apenas en el Valencia, se lesionó de gravedad y después fue cedido al Athletic de Bilbao que había hecho negocio con él, al Valladolid y al Levante. En este último fue donde estuvo más cerca de recuperar su mejor versión pero las lesiones lo siguieron lastrando.

En su primera temporada en el Levante cumplió de sobra, llegando a jugar lesionado.Después el Levante, se lo quedó gratis, ratificando que había sido un negocio ruinoso para el Valencia.

Salva Ballesta

Salva Ballesta llegó al Valencia procedente del Atlético de Madrid después de haber sido Pichichi de Primera y Segunda División. Firmó un contrato con una ficha muy alta y no llegó nunca a triunfar con la zamarra valencianista por lo que fue un buen fiasco.

Permaneció en las filas del Valencia una temporada y luego estuvo cedido por varios equipos. Al final acabó jugando en el rival de la ciudad, el Levante, y marcando el primer gol en un derbi que se llevaron los granotas por cuatro goles a dos. No fue tampoco la mejor operación del Valencia.

Francesco Tavano

Costó 10 millones de euros y jugó 59 minutos en tres partidos. Sin duda uno de los peores fichajes de la historia ya no solo del Valencia sino de la Liga en general. En 2006 aterrizaba este italiano que venía de marcar un montón de goles en las filas del Empoli.

En definitiva fue un despropósito de inversión a la que tuvieron que dar salida de manera prematura en el mercado invernal. Ni volvió a jugar con el Valencia ni el club pudo recuperar la inversión realizada por el futbolista. Fue una operación horrorosa en todos los sentidos. Uno de los peores fichajes de la historia del Valencia.

Sabin Ilie

El rumano es uno de los jugadores más fugaces en la historia del Valencia pese a haber pertenecido al club de Mestalla muchos años. En el verano de 1998, llegaba a Valencia precedido del grandísimo final de temporada de su hermano Adrian “La cobra” Ilie. A su llegada, se vendió que Sabin era el hermano bueno de los dos. Sería el que mejor representante tuvo.

Se le firmó un contrato largo, de cuatro temporadas, donde estuvo cedido en 20 equipos, donde no consiguió cuajar en ninguno de ellos. Finalmente salió del club habiendo jugado un rato en el trofeo Taronja. Sin duda uno de los peores fichajes de la historia del Valencia y de largo.

Cristiano Lucarelli

Le llamaban el “toro de Livorno” por su corpachón de armario empotrado en el que se presuponía una fuerza física fuera de lo normal. Con 1,88 cm de estatura y con más kilos de los deseados, tenía la cintura más grande que se ha visto por Mestalla. Fracasó estrepitosamente, dejando un bagaje de 12 partidos y 1 gol. Para colmo, se lesionó de gravedad.

En esos momentos reinaban la confusión, los derechos televisivos exagerados y el mundo del fútbol se encontraba plena explosión de la Ley Bosman, lo que provocó la llegada de jugadores de un nivel cuanto menos cuestionable. Aún así, Lucarelli fue un jugador de cierto nivel sobretodo en Italia donde fue un goleador. Solo falló en el Valencia.

Thiago Carleto

Cuando llegó al Valencia, la siempre aduladora prensa valenciana, lo tildó como el nuevo Roberto Carlos. Con dicho mote, se le presuponía una técnica depurada, una potencia descomunal y una habilidad innata para lanzar faltas.

La realidad es que cuando llegó al Valencia en 2008, este chaval brasileño apenas había jugado en el fútbol profesional por lo que el reto de jugar en el Valencia y la Liga española le quedaba bastante grande.

Costó dos millones de euros y jugó 76 minutos en un partido contra el Málaga. Se fue cedido al Elche donde jugó 6 partidos antes de volver a Brasil y pasar a engrosar la lista de despilfarros del Valencia CF.

peores fichajes de la historia del Valencia
Thiago Carleto estaba muy lejos de ser como Roberto Carlos

Fiore y Corradi

Los incluimos en pack ya que ambos fueron fichados de la Lazio por 16 millones de euros. Cabe decir que la Lazio mantenía una deuda con los valencianistas de 13 millones de euros por el fichaje de Mendieta, por lo que el Valencia pagó la diferencia.

Ambos jugadores salieron del Valencia esa misma temporada y su aportación fue prácticamente nula. Fiore se lesionó de gravedad, algo muy repetido en algunos jugadores del Valencia y Corradi era un jugador de escasa calidad para jugar en la Liga española. Dos desastres más que costaron una enorme cantidad de dinero al conjunto valencianista.

Marcelinho “Pie de ángel” Carioca

El brasileño era un prometedor jugador brasileño que llegaba a Valencia en el verano de 1997 con la vitola de ser un nuevo “as” del balón.

Lo de “pie de ángel” venía porque el chaval con apellido de rotulador, calzaba una talla 36 y se suponía que era capaz de poner el balón donde quisiera.

Marcelinho duró seis partidos sin incluir sus espectaculares momentos en los diversos trofeos veraniegos como el Taronja o el trofeo Ciutat de Benidorm.

Moussa Saib

Llegó al Valencia en el verano del 1998 y duró media vuelta. La parte buena es que costó 600 millones y fue vendido por 800, en lo que fue una de las pocas operaciones rentables del Valencia. Deportivamente fue nulo.

Victor Hugo Aristizabal

Este delantero colombiano llegó al Valencia en marzo de 1994 y se marchó en junio del mismo año. Conocido como “el alacrán”, llegó con la fama de ser un goleador de altísimo nivel y un jugador de futuro.

La verdad es que el bagaje de este jugador que lucía un curioso bigote por la época fue de lo más lamentable. Marcó un gol contra el Utiel y en un amistoso. Fue un fichaje desastroso. El primero de Paco Roig por cierto.

Dennis Serban

Al Valencia le dio a finales de los 90’s por fichar jugadores rumanos. La verdad es que la elección no le pudo salir peor pues solo uno, Adrian Ilie el bueno de los dos hermanos, le salió bien.

Pagó 300 millones de pesetas por este jugador el cual pasó más tiempo dando vueltas por equipos de la Comunidad Valenciana que en el club. Tras una primera temporada nefasta, fue cedido a Villarreal y a Elche.

Después fue recuperado por Rafa Benitez y alineado como cuarto extranjero en un partido de Copa, lo que costó la eliminación del conjunto valencianista y su desaparición como jugador del Valencia. Otro de los peores fichajes de la historia del Valencia.

Fernando Gago

Cuando el argentino llegó a las filas del Real Madrid fue considerado como el nuevo Redondo. La verdad que su paso por el club blanco no fue muy destacado por lo que marchó a la Roma.

En el verano de 2012 el Valencia, fichaba al mediocentro argentino por cuatro temporadas y un salario alto. No cuajó y tan solo unos meses después, en enero de 2013, salía cedido al Vélez Sarsfield de su país al no contar para la dirección deportiva del Valencia, la cual sigue sin contar con él en la actualidad. Otro fichaje aciago.

Otros jugadores dignos de salir en esta lista:

Juan Luis Mora

Llegó procedente del Levante y jugó cinco partidos en tres años donde encajó 11 goles en varias goleadas. Después volvió al Levante.

Ludovic Butelle

Otro portero que no cuajó en Mestalla. Con un contrato largo como solía firmar el Valencia, su paso fue casi testimonial. Acabó cedido de un lado para otro.

Gustavo Campagnuolo

El portero de los 6 goles del día del Salamanca. No volvió a jugar, un fracaso en toda regla.

Nico Olivera

Fue el Balón de Oro del Mundial Sub 20 de 1997 y con esas credenciales iba a llegar al Valencia una temporada después. Su paso por el club valencianista fue testimonial.

Gabi Popescu

Costó 1000 millones y fue un fracaso total. Una temporada y un gol. Salió a la temporada siguiente y fue otro pinchazo para las arcas valencianistas.

Romario

El astro brasileño duró dos veranos. Jugó dos pretemporadas, marcó varios golazos en los torneos de verano y se fue las dos veces al poco de empezar la temporada. Le gustaba el verano de Valencia, pero no tanto el invierno.

Fagiani

Lateral zurdo argentino cuyo paso por el Valencia no será recordado por mucho aficionados. Jugador sin ningún tipo de cualidad para destacar. Otro petardo que engorda la larga lista de los peores fichajes de la historia del Valencia.

Dorlan Pabón

El delantero colombiano fue un auténtico fichaje fiasco en el Valencia a mitad de la segunda década del siglo XXI

Alberto Llopis

Alberto Llopis

Colgado por el fútbol totalmente. Intento juntar letras y contar historias en Colgadosporelfutbol.com. Especialista en fútbol retro y actual. Entrenador de fútbol Nivel II. Me puedes seguir en @AlbertiniLlopis @colgadosfutbol

Comments

4 thoughts on “Los peores fichajes de la historia del Valencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!