Monsieur balón de oro Platini

Monsieur balón de oro Platini
Platini lució en la Juventus durante los 80´s.

Colgados por el Fútbol presenta a uno de los jugadores más grandes de la historia del fútbol europeo, el gran Michele Platini, aquel gran medio francés que deleitó en los años 80 a toda una generación de personas hasta el punto que muchas de ellas llevaban las gafas de sol a imagen y semejanza del “10 galo”, gran icono del momento, que hasta se permitió el lujo de sacar su propia línea de ropa, “la número 10”.

El francés, uno de los mejores futbolistas de la historia 

Este genial futbolista nació en 1955 en la localidad de Joeuf, dentro de la región de Lorena, comenzó muy pronto su impresionante trayectoria futbolística. Con apenas 11 años, ya ingresó en el AS Joeuf, el equipo de su pueblo, donde su padre hacia las labores de entrenador. Fueron estos los primeros pasos de un jugador que comenzaba ya a destacar sobre el resto de chavales de su edad debido a su excelente visión de juego y capacidad anotadora.

La buena actuación en el AS Joeuf le llevó a ser seguido muy de cerca por el Metz, que finalmente desechó su fichaje debido a las recurrentes lesiones que sufría, así como a unos supuestos problemas respiratorios y de corazón (como en tantas otras ocasiones, un club rechazaba a una futura leyenda del fútbol). Iba a ser el AS Nancy, donde de nuevo se encontraba su padre, el que se iba a llevar el gato al agua y se iba a hacer con los servicios de un chico de 17 años que prometía mucho.

Platini empezó a destacar en el Nancy.
Platini empezó a destacar en el Nancy.

En el AS Nancy, Platini iba a confirmar todo aquello que se decía de él. Ya en su primer partido con el equipo reserva, el crack francés dejaba muestras de quién era con un hat trick ante el Valenciennes. En ese primer año, no obstante, Michele solo disputaría cuatro partidos con el equipo en la Ligue 1 debido a su corta edad.

El siguiente año mejoraría la participación de Platini en el equipo, donde comenzaba a ganarse un hueco en el once inicial, que solo se vería tapado por una grave lesión. Sin embargo, el equipo caía al pozo de la Ligue 2, donde el “10” iba a jugar el siguiente año. Y lo iba a hacer a lo grande, pues con 17 goles se convertía en el referente del ascenso del Nancy a la máxima categoría del fútbol francés.

El ascenso del equipo coincidió con la explosión definitiva de Platini, que por ende, llevó al equipo a cotas insospechadas. En 1977, el AS Nancy se hacía con una meritoria cuarta plaza liguera, la mejor clasificación de toda su historia. En 1978, el club daba un paso más y se hacía con su primer título, la Copa de Francia. Todo ello bajo la batuta de un Platini que asistía, marcaba, controlaba y gestionaba todo con aparente facilidad. No en vano, durante las temporadas 76 y 77 fue nombrado mejor jugador francés.

El año 1978 también sería importante para Platini a nivel internacional, pues el jugador (que había debutado en 1976 con solo 21 años) era seleccionado para su primer mundial en Argentina, donde su selección tuvo un papel más que discreto cayendo en la primera fase. La cita, no obstante, le sirvió para anotar su primer gol en un campeonato mundial ante la selección anfitriona. Sin embargo, la afición francesa no se lo perdonó y allá donde iba, era pitado por su papel con los “bleus”.

Un año después en 1979, Platini iba a cambiar de aires e iba a ser fichado por el AS Saint-Etienne, después de que media Europa preguntara por él. En su nuevo equipo, el centrocampista galo ganaría su única Ligue 1 en 1981, año también del doblete en Copa ante el Bastia. En 1982, era otra copa, esta vez, ante el Paris Saint Germain la que caía a las arcas de Platini.

En el Saint-Etienne se iba a empezar a ver lo mejor de Platini. Liderazgo, una visión de pase descomunal, que se acrecentaba con pases mágicos, y sobre todo, su instinto goleador. 58 tantos en poco más de 100 partidos para un centrocampista eran una cifras realmente notorias. Todo ello, además se acompaña de un golpeo extraordinario de balón en las faltas, que le hacían ser temible para los porteros.

El verano de 1982 sería quizás el más importante de su vida por dos hechos realmente claves. Primero el traspaso a la Juventus, y después el Mundial de España 82, donde Platini llegaba como capitán de la selección francesa y donde no iba a defraudar.

Platini y Maradona dos de los mejores dieces de la historia coincidieron en la Serie A.
Platini y Maradona dos de los mejores dieces de la historia coincidieron en la Serie A.

En España, Francia iba a demostrar todo su potencial y Platini se iba a consagrar como jugador de talla mundial, hasta el punto de que los galos iban a conseguir llegar a las semifinales por primera vez en su historia, donde solo Alemania, en un partido loco, les pudo derrotar en la tanda de penaltis después de acabar la prórroga con resultado de empate a 3. Dicho encuentro sería catalogado por Platini como su mejor recuerdo en el mundo del fútbol.

La llegada a la Juve no fue fácil, pues Platini necesitó unos meses de adaptación al estilo defensivo y táctico del Calcio. Lejos de amedrentarse, la dificultad engrandeció al 10 juventino, que una excelente segunda vuelta de temporada llevó al equipo a la final de la Copa de Europa ante el Hamburgo y a ganar su primera Copa de Italia. Su buen hacer con 16 goles en la Serie A le valió el título de Capo Cannonieri y le aupó a final de año a conseguir su primer balón de oro.

Platini ganó el Balón de Oro.
Platini ganó el Balón de Oro.

Su segunda temporada en la Juve fue aún mejor. Completamente adaptado y con la afición ya en el bolsillo, Platini conquistó la Recopa de Europa ante el Oporto y la Serie A, donde además acabó como máximo goleador por segundo año consecutivo.

Pero lo mejor estaba aun por venir, porque en la Eurocopa de su país, en el verano del 84, el centrocampista galo iba a conseguir el título de campeón con un papel estelar en el torneo, donde acabaría como máximo goleador con 9 tantos (récord vigente en la historia de las Eurocopas). Goles, tan importantes como aquella falta lanzada donde el balón se coló por debajo del cuerpo de Arconada. De nuevo, Michele era galardonado con el premio del Balón de Oro.

Éste error de Arconada el dio la victoria a Francia en la Eurocopa de 1984.
Éste error de Arconada el dio la victoria a Francia en la Eurocopa de 1984.

En 1985, Platini iba a subir a los altares del fútbol con una nueva exhibición de goles y buen fútbol que le llevarían a ganar su primera Copa de Europa ante el Liverpool en la trágica final de Heysel. Un título al que se añadía la Copa Intercontinental ganada al Argentino Juniors. En esa final, el galo y Michael Laudrup anotarían los tantos del equipo, que, no obstante, habría de irse a los penaltis para verse campeón. ( precisamente Platini marcaría el penalti decisivo).

A ello, habría que sumar dos nuevos galardones que se triplicaban: el de máximo goleador de la Serie A y el Balón de Oro (siendo el único futbolista que lo ha conseguido ganar tres veces consecutivas). Y uno nuevo que se añadía a su colección: el de caballero de la Legión de Honor francesa.

Platini fue el líder de Francia durante años.
Platini fue el líder de Francia durante años.

 1986 sería el año de un nuevo Scudetto con la Juve (por delante del Napoles de Maradona) y el de su último mundial, el de México 86, donde Francia llegaría a semifinales, hasta caer de nuevo contra Alemania. En el país azteca, Platini iba a dejar un momento estelar para la historia del fútbol en el legendario partido de cuartos contra Brasil, donde iba a ser el primer hombre capaz de anotarle un gol a los brasileños en todo el campeonato. Además, se consagraba como el futbolista francés con más goles en la selección, que solo Thierry Henry varios años después consiguió superar.

En 1987, con 32 años, Platini decía adiós cansado de no divertirse. Su vinculación con el fútbol no obstante, no acabó pues llegó a ser seleccionador nacional francés durante cuatro años, y coorganizador del Mundial de Francia 98. Después sería el presidente de la UEFA. Michele Platini, uno de los mejores de siempre.

Platini fue un gran jugador antes que un mandamás de la UEFA.
Platini fue un gran jugador antes que un mandamás de la UEFA.
Julio Muñoz

Julio Muñoz

Periodista, especialista en fútbol internacional y retro. Escribo en Colgadosporelfutbol.com y me puedes seguir en @juliomv1982
error: Content is protected !!
agen slot online Aplikasi Capsa Susun online Daftar Bandar Ceme Online agen ion casino ionclub daftar situs judi slot online terpercaya Bandar Togel sbobet casino Sabung Ayam https://run3-game.net/ https://www.foreverlivingproduct.info/ https://rodina.tv/ Bandar Sakong Online Agen Slot