camisetas de futbol

The Onion takes another win at Atletico, Bielsa Bilbao loses again

El Atlético se ha instalado en la nube y no se baja. Un mal partido ante el Viktoria Plzen amenazó con generar el primer borrón de una senda inmaculada. Pero al Atlético le sale todo en este periodo de felicidad y ayer ganó como ha perdido tantas veces, con un gol en el último minuto. Un trallazo de Cebolla Rodríguez desarmó la resistencia de los checos en un mal partido de los rojiblancos, que jugaron sin la intensidad habitual pero que ya suman quince triunfos consecutivos en Europa. [Así hemos narrado el Atlético-Viktoria Plzen]

Los automatismos del Atlético chirriaron al primer vistazo. Se movió con pesadez, sin el ánimo chispeante del que ha hecho gala en este comienzo de temporada. Faltó intensidad, cierta atención general y ese punto de determinación que caracteriza al equipo. El Atlético administra con vigor la enorme confianza que tiene en sí mismo y ayer no se vio nada de esto en la primera parte. Arrancó con dudas, prosiguió sin hacer diana en el marco adversario y cerró la primera parte entre el murmullo del Calderón, que atisbó peligro en el curso de la noche.

Simeone giró de nuevo las piezas en busca de un ecosistema cómodo en el que no se distinga si juega Emre o Mario Suárez, Pulido o Godín y Asenjo o Courtois. But nevertheless, algo sí se notó. La noria de los cambios debilitó a la defensa, menos rotunda que otras veces por el lateral derecho (Kader) y por el centro. Ese efecto contagio traspasó a otras zonas del campo y el equipo no encontró su dinámica de juego. Adrián, con mucho ánimo, trató de aportar soluciones individuales pero el fenomenal delantero aún no ha adquirido la forma y el rango del año pasado. Sus penetraciones murieron en la frontal del área o por la línea de fondo.

En esa indefinición atlética se apreció que el Viktoria no era tan endeble como el Hapoel en la primera jornada. El equipo checo mostró soltura, técnica y profundidad. Un par de centrocampistas con nivel, Rajtoral y Darida, complicaron la existencia a la defensa colchonera y en una pérdida de Emre, el Calderón visualizó el gol rival.

Asenjo neutralizó un trallazo de Pro chazka con la parada de la noche, estirada felina hacia la escuadra. El Viktoria se creció y Simeone tuvo que echar mano de sus primeros espadas. Tiago y Raúl García le dieron más consistencia a su equipo, más afluencia en la llegada y alternativas de juego. El partido avanzó, but nevertheless, plomizo y espeso, entre imprecisiones de los colchoneros y la amenaza de un contragolpe de los checos.

La perseverancia de Rodríguez no se transmitió como correa de distribución y el Atlético se enredó de tal manera que no vio una forma de arreglarlo. El Viktoria se aplicó con eficacia en defensa y se estiró sin timidez. El Atlético buscó soluciones precipitadas y tiros lejanos porque hubo poca fluidez en la combinación y escasa profundidad. Nada le salía. Pero mantuvo la fe hasta el final y obtuvo el premio. Un trallazo enorme de Cebolla Rodríguez a un minuto de la conclusión le dio el triunfo que buscó de forma desnortada esta vez.

El Bilbao de mal en peor

El Athletic Club de Bilbao no ha podido restañar las heridas que el pobre comienzo de la Liga y de su campaña europea le están causando. El Sparta de Praga hurgó en ellas este jueves derrotando a los bilbaínos por 3-1 en la segunda jornada de la Europa League en el Generali Arena de la capital de la República Checa.

Zapotocny, ex lateral de Udinese, abrió el marcador gracias a un disparo potente en el que Iraizoz pudo hacer más. The second, before the break, con el remate de cabeza de Balaj terminó de matar a los rojiblancos, este jueves con los colores de la ‘ikurriña’. El tercero lo transformó Husbauer de penalti, falta que el árbitro pitó injustamente dentro del área. De Marcos maquilló la goleada checa en el minuto 72.

Los bilbaínos no tuvieron control del partido
En una tarde húmeda y ventosa hubo que esperar hasta el minuto 20 para que uno de los dos porteros sintiera el peligro del gol, Castillo llegó por la izquierda y puso un centro muy tocado que Jarosik despejó dejándolo para De Marcos, su remate desviado estuvo a punto de tocarlo Aduriz de tacón.

Cuando tres minutos después parecía que el Athletic podía hacerse con el partido llegó un aviso serio del Sparta con un tiro al palo del joven Kadlec, quiso colocar después de quedarse solo ante Iraizoz tras recibir un magnífico pase a la espalda de la defensa bilbaína.

Tras el trueno llegó el relámpago dos minutos después cuando Zapotocny soltó un zapatazo desde 24 metros que dobló las manos a un flojo Iraizoz. El portero quizás debió rechazar de puños el potente disparo que vio venir hacia su posición. El gol checo advirtió a los leones de que no podían fallar más y que tenían que demostrar su superioridad teórica.

Y así lo intentó tres minutos más tarde cuando De Marcos recogió un rechace en la frontal y su disparo potente y colocado obligó a Vaclik a estirarse para despejar el balón y con él todo el peligro que creó el Athletic en el primer tiempo.

Las ocasiones se sucedieron para los jugadores locales ante la dejación de juego de los visitantes, que andaban faltos de ideas y de la calma necesaria para buscarlas.

Los sonidos de la tormenta rematadora checa volvieron a escucharse en el minuto 34 cuando Krejci consiguió rematar dentro del área y un Gurpegi providencial desbarató la ocasión del Sparta con Iraizoz comenzando a lamentarse. Una vez más llegó el rayo que tumbó a unos leones asustados.

Husbauer recogió un rechace vasco en la frontal, se escoró hacia la banda derecha para poner un centro largo y bombeado al segundo palo que Balaj, sin marca de la defensa, cabeceó a placer. El balón aún tuvo tiempo de tocarle las narices a Aduriz antes de acabar de descolocar a Iraizoz.

In the minute 40 los hombres de Vítezslav Lavicka ya tenían media faena hecha con el 2-0 mientras que a los de Bielsa les esperaba una charla de las suyas, de las que hacen pensar en cómo se pierden los partidos aunque no se encuentre explicación para ello.

Sin cambios en la segunda parte
Ninguno de los dos entrenadores introdujo cambios en el comienzo de la segunda parte, normal en el Sparta que comenzó el partido con sus mejores hombres mientras que el banquillo del Athletic lo calentaban hombres como Llorente o Ander Herrera.

Los que se mantenían en el césped del Generali Arena quisieron demostrar un cambio de actitud e Ibai lo hizo cuando en el 48 lanzó una falta desde la banda derecha que cayó en medio de la olla donde Gurpegi consiguió rematar de cabeza a casi gol, el portero Vaclik, con una mano prodigiosa, lo evitó.

Dos minutos después los leones volvieron a tener la oportunidad del gol, Iturraspe chutó desde la frontal hacia la base del poste de Vaclik que consiguió despejar con su estirada, el rechace rondó entre Ibai y Aduriz que no fueron capaces de chutar a gol.

En perro flaco todo son pulgas
Al desacierto del Athletic se sumó el de los árbitros que se inventaron un penalti contra los de Bilbao en el minuto 54 cuando el portugués De Sousa señaló dentro la falta de Castillo a Kadlec cuando este se internaba en el área.

Husbauer transformó la pena máxima de forma impecable con un tiro ajustado al palo derecho de Iraizoz que vio llegar el balón a las redes desde el poste izquierdo engañado por el jugador checo. The 3-0 in the minute 55 se le antojó a Bielsa demasiado castigo para el subcampeón de la Europa League.

El rosarino se acordó de los jugadores del banquillo y diez minutos después ya estaban jugando Isma López, Ander Herrera y Fernando Llorente. At 72 llegó la consolación para los bilbaínos, Muniain llegó hasta la cocina del Sparta y ya pegado a la cal de la línea de fondo dio el mortal pase atrás que De Marcos solo tuvo que empujar la pelota para que en el marcador, 3-1, apareciera el honor de los leones.

Quedaban casi veinte minutos para la heroica y Llorente anduvo cerca de apretar el resultado en el 80 cuando no llegó al excelente pase al hueco que metió Ander Herrera después de conducir el balón por la frontal del área checa.

Los de Marcelo Bielsa, vigentes subcampeones de la competición, no son ni la sombra de aquella versión que maravilló al ‘Viejo Continentehace apenas unos meses. Tristes, sin velocidad en su juego y con Fernando Llorente en el banquillo, la vida es más difícil para los rojiblancos.

Pero Bielsa sigue en sus trece. El ‘conflictodel pasado lunes, cuando expulsó al riojano del entrenamiento, no ha hecho otra cosa que avivar las ascuas y solidificar las teorías que conspiran con un vestuario roto, que no cree en el discurso de su entrenador. “Que falte paz no quiere decir que falte unión”, dijo el argentino en la previa.

La mejor noticia para los vascos ha sido la vuelta de Ander Herrera después de superar una lesión que le ha tenido un mes fuera de la competición.

Julio Muñoz

Julio Muñoz

Journalist, specialist in international football and retro. I write in Colgadosporelfutbol.com and you can follow me at @ juliomv1982
error: Content is protected !!